Con este hallazgo, los científicos concluyen que nueve de las rapaces señaladas están vivas, ya que han determinado que sus emisores continúan funcionando, pero otros cinco han dejado de funcionar, lo que les lleva a pensar que al menos tres ejemplares adultos marcados hayan podido morir. Por su parte, otro adulto, así como un individuo juvenil continuarían vivos, aunque han perdido los emisores. En el estudio participan, además, la Generalitat de Cataluña, y colaboran Francia y Navarra.

El mayor proyecto de seguimiento

El proyecto, el mayor de estas características realizado hasta la fecha en España, ya que cuenta con la muestra más extensa de individuos  marcados con la tecnología de seguimiento GPS, ha permitido localizar otros dos ejemplares en Francia, y el resto en el Pirineo de Lérida. Aquí, precisamente, los científicos lograron capturar el pasado 3 de junio el último de una serie de cinco quebrantahuesos marcados este año con el sistema GPS.

Un rapaz necrológica muy especial

El quebrantahuesos es una rapaz necrófaga considerada en peligro de extinción en España, de la cual apenas sobreviven cien parejas reproductoras en los Pirineos españoles; siendo la población europea más importante.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de