Miembros de la Xarxa de Rescat de Fauna Marina del Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentació i Medi Natural, acompañados de los mejores especialistas en tortugas marinas de Catalunya y bajo la dirección de la doctora Elena Abella, experta en anidación y desarrollo embrionario y científica de la Estación Biológica de Doñana del CSIC, abrieron ayer por la tarde el nido de tortuga boba (Caretta caretta) localizado en la playa Larga de Tarragona.

La exhumación del nido permitió finalmente localizar doce tortugas vivas, dos de las cuales aún se encontraban a media eclosión del huevo. También se recogieron nueve huevos que no habían salido adelante, trece ejemplares muertos y las cáscaras rotas de 34 tortugas que se habrían dirigido hacia el mar. Tras analizar el nido, pues, el recuento final es que la puesta de tortuga constaba de 68 huevos.

Las tortugas vivas pensaban unos 16 gr. y medían entre 42 y 45 mm. Una de las 12 tortugas recuperadas ayer del nido ha muerto esta madrugada. Las tortugas vivas mostraban signos de debilidad ya que llevaban muchas horas enterradas y por el tipo de compactación de la arena y la forma del nido no habrían podido acabar saliendo a la superficie por sus propios medios.

Por este motivo, tras el rescate no fue posible llevarlas al mar y se decidió trasladarlas a los centros que el Departament d´Agricultura tiene en el Parc Natural del Delta de l´Ebre.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de