Representantes de Oceana se reunieron el pasado miercoles con la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Elena Espinosa, para tratar diversos temas de conservación marina, entre los que se incluyen la implicación de empresarios españoles en pesca ilegal, el abuso en el uso de subvenciones a pescas destructivas, la creación de nuevas reservas marinas, el estado crítico de muchos stocks de tiburones o la forma en que anualmente los miembros de la UE ignoran los consejos científicos sobre gestión pesquera y reparto de cuotas.

Por parte del MARM, junto a Elena Espinosa, han estado presentes Juan Carlos Martín Fragueiro, Secretario General del Mar; y Fernando Curcio Ruigómez, Director General de Recursos Pesqueros y Acuicultura. Por parte de Oceana han acudido a la reunión Xavier Pastor, Director de Oceana en Europa, y Ricardo Aguilar, Director de Investigación de la organización de conservación marina.

Oceana ha hecho llegar a la ministra su malestar por la forma en la que se gestionan los recursos pesqueros en Europa. En los últimos 20 años, sólo un 15% de los consejos científicos han sido tenidos en cuenta, mientras que el resto han sido totalmente ignorados. Especies como la merluza, la anchoa o el rape han llegado a una situación crítica pero sigue sin escucharse las voces de los expertos y se continúan fijando cuotas excesivas. Algo parecido ocurre con otras especies, como el atún rojo, del que todos los años se realizan capturas por encima de las recomendaciones científicas, e incluso superiores a las autorizadas legalmente.

Otros temas en los que han hecho hincapié los representantes de Oceana son el mal estado en el que se encuentran los tiburones y la situación de España como principal país europeo implicado en su captura, la frecuente aparición de empresarios españoles involucrados en actividades de pesca ilegal y pirata, la necesidad de eliminar los descartes en las pesquerías europeas, el peligro de que España no cumpla con los convenios internacionales que para el 2012 exigen la protección de, al menos, un 10% de la superficie marina, o la necesidad de incrementar y mejorar la inspección pesquera.

“Aun existe una gran permisividad en el uso de motores superiores a los autorizados o a faenar en zonas prohibidas, lo que está debilitando fuertemente los stocks pesqueros, dificultando la gestión y destruyendo ecosistemas de alto valor”, ha declarado Xavier Pastor. “Si a eso unimos la falta de transparencia de las administraciones públicas y que las subvenciones a los costes operativos no sólo están financiando la sobrecapacidad de la flota, sino que están contribuyendo de forma directa a la sobreexplotación pesquera, es evidente que necesitamos cambiar urgentemente la forma en la que se está afrontando esta problemática”, ha añadido Pastor.

Oceana ha hecho entrega a la Ministra Elena Espinosa de un documento en el que se recogen las demandas sobre conservación marina y gestión pesquera para el MARM.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de