PIXABAY

La abundancia local, la extensión geográfica y la amplitud ecológica son los tres parámetros biológicos clave que explican el éxito en la expansión de las especies exóticas invasoras (EEI) por Europa como el camalote, la acacia negra o el alga caulerpa, según un nuevo estudio internacional.

Las especies exóticas invasoras (EEI) constituyen una “amenaza creciente” para los humedales ibéricos emblemáticos y artificiales y un peligro para las especies autóctonas, que hace necesario desarrollar herramientas para prevenir su entrada y evitar que se sigan extendiendo.

Estas especies pueden alterar el flujo de las corrientes y la calidad del agua, reducir los cauces e incluso causar la desaparición de la pesca profesional o deportiva y la extinción de especies autóctonas como el fartet o el salinete, entre los peces; la rana pirenaica, la rana ágil o el sapo partero, entre los anfibios, o la malvasía cabeciblanca, las garcillas cangrejeras o el avetoro común, entre las aves acuáticas.

Especies exóticas invasoras

La investigación contó con la participación de una treintena de científicos pertenecientes a distintas instituciones, según un comunicado facilitado por el Real Jardín Botánico de Madrid-CSIC, que aportó el análisis de cerca de 11.000 especies nativas y 600 EEI para determinar cómo se dispersan sus frutos y semillas.

Aunque el estudio, publicado por la revista científica norteamericana ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, concluye que las invasoras comparten “muchas características” con las condiciones que las especies nativas precisan para progresar, el investigador del RJBM-CSIC Pablo Vargas ha explicado que en su caso “la dispersión mediada por las actividades humanas” ha sido “más determinante”.

Este experto ya llamó la atención en 2018 durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados sobre las consecuencias “catastróficas” que algunas EEI “han causado, siguen causando y causarán, si no se pone remedio” tanto en la biodiversidad, como en la salud y la economía españolas.

Así, en 2017, las pérdidas económicas generadas por este tipo de especies ascendían a 12.000 millones de euros en Europa mientras que, en España, sólo su extracción mecánica -sin contar otros daños sobre la agricultura, la ganadería o los espacios naturales protegidos- costó más de 50 millones de euros.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/estudio-expansion-especies-invasoras-europa/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de