La expedición Oceana Ranger 2008 empezará el próximo 1 de junio en Vigo, tras haber navegado en las aguas del mar de Alborán, Golfo de Cádiz y Portugal. Los detalles de dicha expedición se dieron a conocer ayer en una rueda de prensa celebrada en el Americas’ Cup Port en el Puerto de Valencia. El itinerario previsto llevará al equipo de científicos y fotógrafos submarinos a bordo a investigar los fondos gallegos frente a la Isla de Ons, Costa da Morte, Islas Sisargas o Ría de Ribadeo. Recorrerán además las aguas asturianas frente a Cabo de Peñas, Cudillero o Ribadesella; las cántabras entre Suances y Santader, y Cabo de Ajo; y las vascas de Cabo Matxitxako, Urdaibai, Mutriku o Cabo Higer, entre otras.

El Oceana Ranger es un catamarán de 21 metros de eslora equipado con un robot submarino para acceder a fondos profundos de más de 300 metros, y sistemas informáticos para realizar perfiles batimétricos. El Ranger cuenta con un equipo de entre 12 y 14 personas, incluyendo submarinistas, camarógrafos y fotógrafos submarinos, científicos y tripulación.

Durante los meses previos, el barco ha estado en dique seco en el puerto de Sagunto para realizar las mejoras y preparativos necesarios para la campaña de este año. Hoy miércoles, zarpa hacia el Atlántico para comenzar los trabajos de inspección de fondos marinos que tiene previsto Oceana.

En expediciones anteriores, el Oceana Ranger ha estado trabajando en el Caribe, Pacífico, Atlántico y, en los últimos dos años, en el Mediterráneo, donde ha realizado más de 200 inmersiones de investigación para el conocimiento de sus fondos marinos y la recolección de información sobre las especies y hábitats más vulnerables o en peligro.

"La reciente declaración de "El Cachucho" como Área Marina Protegida frente a Asturias o la creación de la reserva marina de "Os Miñarzos" en Galicia han aumentado ligeramente la superficie protegida en al Atlántico-Nordeste y Cantábrico, pero aún estamos muy lejos de cumplir con los compromisos internacionales", ha declarado Ricardo Aguilar, Director de Investigación y Proyectos de Oceana en Europa, que estará al frente de la expedición.

Según lo acordado por los países ribereños en la Convención de Oslo y Paris (OSPAR) para la Protección del Medio Marino del Atlántico Nordeste, en 2010 se tiene que haber presentado un listado de espacios protegidos para la creación de una red internacional. Además, el Convenio de Biodiversidad de Naciones Unidas exige la protección de, al menos, un 10 por ciento de la superficie marina para 2012.

Lamentablemente, hoy en día en Europa el área marina protegida no llega ni al 0,5 por ciento, y en el caso del Cantábrico y Galicia es de menos del 0,1 por ciento.

Por esta razón, Oceana con el apoyo de la Fundación Biodiversidad ha puesto en marcha esta campaña con el objetivo de incrementar el conocimiento de los fondos marinos españoles e impulsar la creación de nuevas áreas protegidas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de