Después de casi 15 meses de espera, ha tenido lugar en el Zoobotánico Jerez el nacimiento de una cría de jirafa de la especie protegida Rothschild (Giraffa camelopardalis rothschildii). El parto fue absolutamente natural, sin necesidad de ayuda por parte del equipo veterinario.

La madre tiene 18 años y se llama Palma, y el padre -que tiene tres años- se llama Jerez y procede de Holanda.  Según manifestó ayer la delegada de Medio Ambiente y Sostenibilidad, África Becerra, «este nacimiento ha supuesto para el Zoobotánico una gran alegría, ya que se trata de una especie EEP, dentro de los programas de reproducción de especies amenazadas que llevan a cabo los zoos de Europa, además de ser la segunda vez que se produce un alumbramiento de esta especie con éxito en el Zoo».

El parto se produjo con la hembra en pie, por lo que la cría cayó desde una altura de dos metros. La expulsión de la placenta se produjo sin dificultad a las tres horas y media del parto. Desde su nacimiento la cría quedó en el suelo, donde su madre la limpió quitando los restos de membrana de la placenta, con especial atención a la limpieza en la zona de la nariz y la boca para que la pequeña pudiera respirar sin dificultad. Tras varios intentos por levantarse lo consiguió por primera vez con éxito a los 40 minutos.

Especie singular

Las jirafas son ramoneadoras, es decir, que se alimentan de hojas de árboles. Para este tipo de alimentación poseen un largo cuello que les facilita enormemente esta labor, sin embargo la longitud del mismo hace que su corazón tenga que bombear muy fuerte para poder enviar sangre al cerebro que queda muy alejado. El sistema arterial de las jirafas es el más largo que se conoce en cualquier vertebrado terrestre. La jirafa de Rothschild vive en las sabanas arboladas, y en estepas arbustivas abiertas del centro del continente africano (oeste de Kenia, Uganda y Sudán). Se diferencia de las demás razas de jirafa, sobre todo, por la presencia de cinco pequeños cuernos que adornan su cabeza, en vez de los tres de las otras subespecies. Actualmente viven en el Zoobotánico cuatro jirafas aunque pronto otra cría de 2007 será enviada a otro zoo de prestigio



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de