El objetivo de la futura norma es garantizar un uso sostenible y ordenado de los recursos naturales y promover la planificación ambiental sobre los instrumentos de ordenación territorial y urbanística.

El articulado de la ley se estructura en un título preliminar y doce títulos, con un total de 203 artículos.

Entre las principales novedades de la norma se incluye la creación del "Banco de la biodiversidad para la conservación de la naturaleza", cuyo objetivo es la creación de capital natural para aportar valor económico a las actividades de conservación, así como un "Inventario de la naturaleza", que recogerá de forma sistemática la información relativa a distribución, abundancia y estado de conservación de los elementos terrestres y marinos.

El anteproyecto regula, asimismo, el "Catálogo de árboles singulares", en el que se incluirán todos los árboles que sean representativos por el perímetro de su tronco, altura, edad o excepcionalidad histórica o etnográfica. Se configura, además, el "Sistema de Información Geográfica Ambiental", como instrumento técnico para gestionar el patrimonio natural y la biodiversidad.

Igualmente, otro de los aspectos más relevantes del anteproyecto es la introducción de una nueva clasificación y reformulación de los espacios naturales protegidos existentes en el territorio regional, lo que supondrá atribuir la categoría de protección a espacios que actualmente no cuentan con una figura de este tipo.

Para ello se establecerán una nueva cartografía y una relación de coordenadas que permitirá localizar y reconstruir de manera íntegra el perímetro externo del área protegida a partir de métodos técnicos.

Asimismo, se garantizará una protección más amplia de la flora y fauna autóctona frente especies invasoras, al tiempo que se regularán los elementos geológicos presentes en el territorio regional y el paisaje natural con el objetivo de mantener la variedad y riqueza de recursos naturales.

La elaboración de este texto normativo responde a la necesidad de adecuar el marco jurídico autonómico a los cambios introducidos en la normativa comunitaria, fundamentalmente en materia de biodiversidad, en especial a través de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de