La Comunidad de Madrid ha llevado a cabo una serie de tratamientos selvícolas en el Parque Regional del Sureste con el objetivo de mejorar la salud de sus masas forestales con la colaboración de Fundación la Caixa. 

Durante el verano del año 2003 un incendio quemó 210 hectáreas del monte de Casa Eulogio afectando al pinar de pino carrasco de unos 40 años de edad situado en este espacio protegido. Tras el incendio surgió un regenerado natural que fue tapizando la zona y que ahora con el paso de los años ha alcanzado unas densidades muy elevadas.

Este regenerado natural es típico de los montes mediterráneos de pino carrasco -como los de Casa Eulogio- pues están adaptados a los incendios, y tras el fuego se produce una apertura masiva de piñas y una lluvia de piñones se dispersa por toda la superficie. Esas semillas quedaron preparadas para germinar con las primeras lluvias del otoño, de tal manera que, en los años posteriores al incendio, un gran número de plantones tapizaban la superficie quemada.

Durante este tiempo, la Comunidad de Madrid ha llevado a cabo un detallado seguimiento de la regeneración natural del pinar, que ha sido muy favorable. Diez años después del incendio, los árboles tienen alturas de hasta 3 metros, grandes copas y densidades elevadas que aconsejaban intervenir sobre la masa forestal para evitar que sean propensos al derribo por efecto del viento.

Por ello, se decidió aplicar un tratamiento de selvicultura, con el fin de optimizar la masa forestal de la zona, asegurando la pervivencia y mejora de la masa, evitado cualquier impacto paisajístico y afección a las valiosas especies de flora y fauna existentes en la zona.

El monte de Casa Eulogio está incorporado íntegramente en el Parque Regional del Sureste, espacio protegido que se articula en torno al curso bajo del río Jarama. Se trata del segundo mayor espacio protegido de la región, con una superficie natural de 31.550 hectáreas, repartidas en 16 términos municipales del Sur y el Este.

Entre sus características naturales destacan las más de 200 especies de aves que se pueden observar en los 123 humedales que salpican de lagunas y arroyos sus tierras, de los cuales 9 están incluidos en el Catálogo de Embalses y Humedales de Madrid.

La flora y fauna existentes en el Parque Regional del Sureste son de singular riqueza, y aportan una gran biodiversidad. Dominan los altos y escarpados cantiles y cortados yesíferos que modelan el río Manzanares y aportan el estado forestal preciso para que rapaces forestales como el azor o el águila calzada aniden en el pino carrasco, o sobrevuelen sus copas rapaces como el milano negro, el milano real o el búho real.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de