Psittacus erithacus

La Cumbre de CITES ha dado un paso importante hacia la recuperación del loro gris africano, una de las aves más conocidas y altamente codiciadas del mundo debido a su extraordinaria capacidad de aprender e imitar el habla humana. WWF celebra que, después de un importante debate en la conferencia de CITES en Johannesburgo, los países votaron 95 a 35 a favor de incluir esta especie en el apéndice I, prohibiendo todo comercio internacional de los loros en libertad.

"La prohibición total de comercio internacional de loros grises africanos salvajes es un gran paso hacia adelante y ayudará a proteger esta especie extraordinaria de la captura descontrolada y el comercio, que ha contribuido al colapso de su población y a las extinciones locales en África en las últimas décadas", afirma Colman O Criodain, Director de WWF de política mundial para la naturaleza.

"El fraude y la corrupción han permitido a los traficantes superar ampliamente las cuotas actuales y llegar a cifras insostenibles de loros grises africanos procedentes de los bosques del Congo para alimentar el comercio ilegal. Prohibir el comercio hará que sea más fácil para las fuerzas del orden acabar con los cazadores furtivos y contrabandistas, y dará un respiro a las poblaciones salvajes que necesitan un respiro", agregó O Criodain.

La propuesta de subir la especie del Apéndice II al Apéndice I fue presentada por siete naciones africanas – Gabón, Angola, Chad, Guinea, Nigeria, Senegal y Togo -, así como por EE.UU. y la UE.

Las poblaciones salvajes de loro gris africano se han reducido en gran medida debido al comercio de animales y a la destrucción y fragmentación de su hábitat. Se estima que las poblaciones han disminuido en más del 50 por ciento en muchas áreas. En Ghana, donde los loros grises fueron muy comunes y estaban muy extendidos, las poblaciones han disminuido entre un 90 y un 99% desde principios de 1990.

La especie ya se ha extinguido o sobrevive en números muy bajos en Angola, Benin, Burundi, Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Liberia, Nigeria, Kenia, Ruanda, Tanzania y Togo.

En 2012 esta especie entró como "vulnerable" en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN por el incremento del comercio internacional, en combinación con la tasa de pérdida de hábitat en curso.

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de