Ballena picuda
Ballena picuda /J.L. Chinea

Las hembras de ballena picuda eligen al macho con el que desean aparearse en función de los dientes de la parte exterior de su mandíbula, y que emplean simplemente para arañar y defenderse de sus contrincantes, según refleja un estudio publicado hoy en la cadena de televisión británica BBC.

Así, las hembras eligen a aquellos machos que dispongan con dientes de mejor forma o tamaño, o a partir de las cicatrices que los animales porten. Además, tienen más éxito aquellos que cuenten con más marcas o con unos dientes más característicos.

La ballena picuda se caracteriza por formar parte del último grupo de ballenas y delfines conocidos. En concreto, cuenta con una envergadura de hasta cuatro metros de largo, y pasa la mayor parte de su tiempo en las profundidades marinas en busca de alimento. Hasta el momento, algunas especies nunca han sido vistas con vida y se han encontrado muertas en tierra.

“Las ballenas picudas son las más extrañas del océano. Son los únicos cetáceos con colmillos y los científicos se han preguntado por qué, ya que su principal fuente de alimento son los calamares”, comenta el investigador de la Universidad Estatal de Oregon, Scott Baker.

Igualmente, los expertos explican que la forma de un diente o un colmillo varía en función de la especie. En algunas, dificulta la alimentación, de forma que impide que abran su boca totalmente. Por lo general, las hembras no muestran sus dientes, y es la diferencia que ayuda a demarcar el sexo del ejemplar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de