La organización asegura que, alcanzada la cifra histórica de 16 muertes por atropello en tan solo 7 meses, la amenaza es tal que, en los puntos negros ya señalados, además de las medidas solicitadas como el arreglo de vallados, es imprescindible la construcción de pasos de fauna.

Juglar es la última víctima de las carreteras andaluzas. Este lince fue atropellado hace dos días en el entorno de Doñana, en una carretera local que une la Dehesa de Abajo y la Venta del Cruce, en el término municipal de Puebla del Río (Sevilla).

Esta muerte se suma a la larga lista de atropellos de linces durante 2014. Desde enero, han muerto ya 16 ejemplares por esta causa, lo que representa un 4,9% de la población mundial de la especie. Según WWF, de seguir a este ritmo de atropellos, se podría llegar a los 24 atropellos a finales de año, una cifra que pone en riesgo los esfuerzos de conservación de la especie.

Con el objetivo de evitar un descenso dramático del número de linces ibéricos, WWF ha enviado una carta a la Consejería de Fomento y de Vivienda de la Junta de Andalucía para exigirle acciones inmediatas que permitan proteger del cemento al felino más amenazado del mundo. Sólo en Doñana, con un total de seis atropellos, ya ha desaparecido el 6,4% de esta población lincera.

La organización también denuncia que el Ministerio de Fomento tampoco ha hecho nada para arreglar los cuatro puntos negros de las carreteras que son de su competencia. Hasta ahora, la entrega de las primeras 15.000 firmas de ciberactistas de la campaña de WWF ‘Ni un lince más atropellado’ solo ha obtenido promesas de Fomento que no se han concretado sobre el terreno.

Según Ramón Pérez de Ayala, Responsable del Proyecto IberLince en WWF España: "Ahora, con 16 muertes de linces en las carreteras, ya no es suficiente para su protección el arreglo de las carreteras que llevamos meses pidiendo’ Y añade: ‘La alta tasa de mortalidad indica que, además de mantener y mejorar vallados, también son necesarias medidas complementarias urgentes como pasos de fauna. De lo contrario, los efectos sobre la población serán catastróficos".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de