Con el fin de favorecer la recuperación de aves rapaces como el Águila imperial, la Comunidad de Madrid construirá en diez municipios del Suroeste, una serie de madrigueras artificiales que servirán para reforzar las poblaciones de conejo de campo. Esta actuación se suma a las ya iniciadas en la actual legislatura por el Ejecutivo regional encaminadas a la conservación de la fauna autóctona y a la mejora de sus hábitats.

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Elorriaga, firmó ayer con los municipios de Sevilla La Nueva, Aldea del Fresno, Cadalso de los Vidrios, Navalagamella, Navas del Rey, Pelayos de la Presa, Quijorna, Rozas de Puerto Real, San Martín de Valdeiglesias y Villamantilla un convenio de colaboración para la puesta en marcha de este proyecto para el incremento de las poblaciones de conejo de campo en sus términos municipales. La presencia de depredadores de alto interés, como el águila imperial, desde el punto de vista de la conservación está asociada habitualmente a alta densidades de esta presa.


Suelta de rapaz

Mediante este acuerdo, los ayuntamientos cederán 2.000 metros cuadrados de terreno en los que se instalarán varios majanos, comederos,bebederos y zonas de siembra, que la Comunidad utilizará para reforzar las poblaciones de este pequeño herbívoro.

Beatriz Elorriaga, que asistió a una suelta de conejos en el majano de Sevilla la Nueva, destacó la estrecha colaboración que mantiene el Gobierno de Esperanza Aguirre con las administraciones locales, para el desarrollo de iniciativas destinadas a la recuperación de la fauna en peligro, y para proteger, conservar y restaurar el patrimonio natural de nuestra Región.

" Gozamos de una Comunidad pionera, que crece cada vez más protegiendo su medio ambiente, que cuida su valiosa fauna autóctona y que impulsa la revitalización de sus espacios naturales. Los madrileños deben tener la completa seguridad de que cuentan con el más firme compromiso del Gobierno regional en la conservación del rico patrimonio natural" , aseguró la consejera.

Elorriaga resaltó, además, la enorme importancia que tiene la iniciativa de construir majanos ya que el conejo de campo es un animal clave en el bosque mediterráneo, y constituye una parte importante de la dieta de varios depredadores, ibéricos entre los que se encuentran el águila imperial. Se estima que este pequeño herbívoro supone más del 80 por cientode la dieta de esta rapaz.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de