La Alhambra vuelve a tener erizos siete años después

Se trata de dos ejemplares entregados por el Centro de Recuperación de Especies Silvestres Amenazadas (CREA) de Granada y procedentes de la Vega granadina, donde el erizo llegó a ser un animal común que hoy día es difícil encontrar pese a no tratarse de una especie amenazada, ha explicado a Efe el director del centro, José María Irurita.

Como entidad colaboradora de la Consejería de Medio Ambiente, el Patronato de la Alhambra y Generalife ha acogido estos dos ejemplares, que fueron soltados hace unos días en la zona conocida como "huerta colorá", con el objetivo de aumentar todo lo posible la diversidad y la fauna silvestre de este espacio natural.

Aunque el erizo debió ser una especie habitual en el bosque de la Alhambra, en el último censo de especies del monumento nazarí, de 2010, no hay evidencias de la existencia de este animal en el perímetro del recinto, aunque sí en el entorno más lejano, en los linderos, como en el cauce del río Darro, explica Novo.

Alteraciones en el hábitat

Las alteraciones en el hábitat, como ocurre con otras especies, hicieron probablemente que desapareciera. “En los últimos años -agrega- se ha disminuido mucho el uso de pesticidas y se ha aumentado la calidad del agua, lo que hace que el medio sea cada vez mejor para recibir a este tipo de animales”, ha destacado.

Esta circunstancia, unida a otras como el hecho de que se alimentan de pequeños invertebrados, hacen de la huerta ecológica de la Alhambra un sitio adecuado para que los erizos se asienten.

Se muestran activos fundamentalmente de noche y, aunque no son una especie amenazada, su densidad es escasa -se encuentran en casi toda Europa central y occidental, salvo en las zonas más boreales y montañosas de la península escandinava-. En España es posible encontrarlos en la práctica totalidad de la Península Ibérica, aunque no en Baleares ni en Canarias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de