También fueron retirados del mismo lugar otros dos caballos que habían fallecido por falta de alimento. Los animales, que han sido cedidos por su dueño a la Comunidad para que se haga cargo de su recuperación y cuidados, presentaban signos de caquexia (desnutrición severa) y deshidratación extrema.

Tras un primer examen clínico, los veterinarios de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid proporcionaron de manera inmediata comida y agua a los potros. Una vez estabilizada su situación, los ejemplares fueron trasladados a la ONG Protectora de Animales "Amiburro", colaboradora con la Comunidad, y donde están recibiendo cuidados para su total recuperación.

Paralelamente, una explotación hípica cercana a la finca se encargará de recuperar a una potrilla que se había separado del grupo quedando atrapada en un charco de fango. La Consejería aplicará la normativa más estricta ante este tipo de casos de presunto maltrato animal, en virtud de la Ley de Protección Animal de la Comunidad de Madrid. Se ha abierto un expediente que podría imponer multas al dueño de los ejemplares por sanciones muy graves que ascenderían a 15.000 euros por animal.

Recuperación y adopción

Tras recibir una llamada de la Policía Local de Brunete, los técnicos del área de Protección Animal de la Comunidad de Madrid inspeccionaron las instalaciones y constataron el estado de abandono que presentaban los potrillos, siete vivos y dos ejemplares muertos fueron retirados por los técnicos de la Consejería.

Los veterinarios procedieron a dar alimento y agua a los animales que, incluso, habían comenzado a morder los árboles de la finca en un intento por conseguir comida. Los potros, menores de 1 año, se encuentran en las instalaciones de la ONG "Amiburro", una asociación sin ánimo de lucro donde permanecerán hasta su recuperación y adopción.

La Comunidad de Madrid fomenta la adopción y tenencia responsable de animales. Además de celebrar cada año el Salón de la Adopción Animal (en la última edición fueron adoptados 337 animales), campañas de concienciación y de la aprobación de la Ley de Protección y Bienestar Animal, la región cuentan con el Centro Integral de Acogida de Animales. Este centro se encuentra en el kilómetro 1,8 de la Carretera de Colmenar a Guadalix de la Sierra, en el municipio de Colmenar Viejo.