La corrección de líneas eléctricas peligrosas está cofinanciada en un 70% por fondos europeos, pero para disponer de ellos el primer paso es que cada comunidad autónoma los identifique y luego el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAAMA) los solicite. Para este concepto, el Estado tiene reservados unos 18 millones de euros de los fondos FEDER, de los que hasta ahora las CCAA solo han ejecutado 7 millones según informes del MAAMA.

Según un Real Decreto aprobado en 2008, las comunidades autónomas debían haber hecho públicas sus zonas de protección frente a electrocución y colisión (en 2009) además de los listados de tendidos sobre los que es urgente actuar (en 2010). Sin embargo, sólo Castilla-La Mancha ha cumplido con todos los requisitos y Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, Murcia y la Comunidad Valenciana únicamente han identificado y publicado sus Zonas de Protección. El resto no tiene nada aprobado.

SEO/BirdLife insta a estas comunidades autónomas a declarar sus correspondientes zonas de protección y a solicitar los fondos para la corrección de los tendidos peligrosos. Sería deseable que tanto las administraciones autonómicas como la administración central, destinaran los fondos y esfuerzos necesarios para solucionar este grave problema de conservación.

El Real Decreto obliga a que las líneas eléctricas, de nueva construcción y las ya existentes, cumplan las normas técnicas que reduzcan los riesgos de electrocución y colisión para la avifauna, por lo que los tendidos que no las cumplan deben modificarse. En este sentido, SEO/BirdLife destaca que si se pierden los fondos europeos para corregir los tendidos peligrosos, se tendrá que financiar completamente con fondos propios de Estado.

“Ante la situación de de crisis económica en la que nos encontramos, las comunidades autónomas no pueden perder la oportunidad de corregir estos tendidos con fondos europeos, cumpliendo así con la ley y protegiendo a nuestra avifauna”, apunta Juan Carlos Atienza, Coordinador de Conservación de SEO/BirdLife.

SEO/BirdLife a través del programa de conservación del águila imperial Red de Custodia Alzando el vuelo, trabaja para reducir la muerte por electrocución de esta especie, ya que es su principal causa de mortalidad. Sara Cabezas, coordinadora del programa afirma que “sólo en los últimos 20 años, al menos 150 ejemplares de águila imperial ibérica han muerto por electrocución, lo que pone de manifiesto que las redes eléctricas continúan siendo un obstáculo para la recuperación de sus poblaciones”.

Sólo en los seis años de programa de Alzando el vuelo se han llevado a cabo 79 actuaciones relacionadas con líneas eléctricas en las áreas de distribución del águila imperial, como denuncias, alegaciones y recursos.

El Programa Red de Custodia Alzando el vuelo que desarrolla SEO/BirdLife en colaboración con Adif y la Fundación Biodiversidad y con el apoyo de Obra Social Caja Madrid, trabaja en la conservación del águila imperial ibérica desde 2006. El programa cuenta con los diferentes sectores implicados en su conservación y por ello se han involucrado a los municipios, propietarios de fincas y escuelas a través de una red que cuenta con 112 municipios, más de 22.000 ha de fincas privadas y más de 90 escuelas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de