Los grupos conservacionistas no comparten el análisis tan optimista de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente sobre la situación de la población de lobo en Castilla y León. Por el contrario, reclaman un aumento de las inversiones en medidas de prevención para evitar ataques al ganado y que sea compatible la presencia del lobo en la región con la actividad ganadera.

Por ello, los grupos reclaman que desde la Junta de Castilla y León se invierta más en medidas de prevención. También reclaman que en el nuevo plan de gestión que la Junta está preparando no se siga considerando a la caza como la principal herramienta de gestión y se haga más énfasis y esfuerzos en la aplicación de estas medidas.

Asimismo, sin entrar a valorar la sentencia del Tribunal Supremo, las organizaciones creen fundamental seguir con la inversión que la Junta está realizando para que los ganaderos se acojan a un seguro que cubra los daños ocasionados por el lobo, por tratarse de una vía más ágil y eficaz que otras existentes que también se están aplicando cuando lo prevé la ley, como la vía de la responsabilidad patrimonial.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de