WIKIMEDIA COMMONS

El Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (MNCN-CSIC) alerta, en un estudio que aparece publicado en la revista Bird Conservation International, de la reducción de un 35% de la población de avutarda euroasiática, Otis tarda, en los últimos 15 años.

La disminución, que supone perder más del 3% de la población cada año, se ha constatado en 9 de 17 países en los que la especie está presente. En China y Rusia se han perdido el 89% y el 72% de las avutardas respectivamente. Aunque el descenso de las poblaciones en España ha sido mucho menor, casi un 30%, el caso de la península ibérica preocupa especialmente, ya que aquí viven el 70% de las avutardas de todo el mundo.

Avutarda euroasiática

“Estos datos suponen que de los entre 44.000 y 57.000 individuos que estimábamos que había en 2005, hemos pasado a contar con entre 31.000 y 36.000 ejemplares en el mundo”, expone el investigador del MNCN Juan Carlos Alonso. «La pérdida de más de 8.000 individuos en nuestro país en menos de dos décadas es muy preocupante, ya que España ha sido durante mucho tiempo el bastión principal de esta especie en el planeta, de ahí que ahora tengamos una gran responsabilidad para frenar su declive».

“Uno de los problemas a los que se tiene que enfrentar la avutarda en nuestro país son los cambios en la política agraria europea (PAC) que está favoreciendo la intensificación de los cultivos, tras suprimir en 2008 los barbechos. No contar con estas zonas entre los campos de cultivo está provocando la disminución de muchas poblaciones de avutardas y otras aves esteparias”, alerta Alonso. “Al eliminar los barbechos y otras parcelas no cultivadas, estas aves no logran encontrar alimento suficiente para sus crías, con la consiguiente diminución de su éxito reproductivo”.

De continuar esta tendencia negativa en el conjunto de la población mundial de avutardas, debería cambiar el estatus de esta especie, actualmente vulnerable, a la categoría de amenazada según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Los efectos de aplicar medidas de conservación

El estado demográfico de la avutarda solo ha mejorado de forma significativa en Alemania y Austria, gracias a estrictas medidas de conservación que se vienen aplicando desde finales del siglo pasado, cuando ambas poblaciones llegaron a estar al borde de la extinción.

Las avutardas poblaron las estepas euroasiáticas durante miles de años, pero tras la desaparición de las estepas naturales, hoy solo sobreviven en áreas con cultivo extensivo de cereal. Es una de las aves de mayor tamaño de Europa y la de mayor peso entre las que aún conservan la capacidad de vuelo. Desde el MNCN se lleva más de 30 años trabajando en el proyecto avutarda, que centra sus esfuerzos en el estudio y conservación de esta especie.

Los investigadores proponen la adopción urgente de medidas de conservación, como la implementación de programas agroambientales para mejorar la calidad del hábitat, la vigilancia y endurecimiento de sanciones para evitar la caza furtiva en algunas regiones asiáticas, y el soterramiento o desvío de determinados tramos de líneas eléctricas, con el fin de reducir las muertes por colisión, principal causa de mortalidad no natural de esta especie. “La recuperación de las poblaciones alemanas demuestra que, cuando se toman medidas, la situación de las especies puede mejorar; lo importante es implementarlas antes de que el declive sea  irreversible”, concluye Alonso.

Fuente: MNCN CSIC

Artículo de referencia: https://www.mncn.csic.es/es/Comunicaci%C3%B3n/la-poblacion-mundial-de-avutarda-eurasiatica-desciende-un-35-en-15-anos



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de