La Dra. Joyce Poole y Petter Granli, co-directores de la entidad Elephant Voices y quienes vienen estudiando el comportamiento de los elefantes en su estado salvaje durante los últimos 35 años, analizan detalladamente el estado de las elefantas del Zoo de Barcelona y exponen porqué creen que los zoológicos, y especialmente los urbanos, no deberían mantener elefantes.

Tras haber mantenido un par de reuniones con los responsables del centro durante su recién visita a Barcelona los días 9, 10 y 11 de Junio, Joyce Poole y Petter Granli han dirigido una carta abierta al director del zoo de Barcelona, el Sr. Miquel Trepat.

Aún reconociendo algunas mejoras que ha realizado el zoo de Barcelona en las instalaciones de los elefantes durante los últimos meses, la Dra. Poole alega que el zoo está lejos de ofrecer un espacio y unas condiciones que garanticen un mínimo bienestar a los animales.

El hecho de que los elefantes estén mejor, no significa que estén bien

Los expertos dicen que el aspecto físico de las elefantas, Susi y Yoyo, que ha mejorado relativamente desde hace un año, sigue sin ser apropiado. Según la Dra. Poole  el hecho de que estén mejor no significa que se encuentren bien. Respecto a su estado psicológico, los comportamientos anormales que muestran estos dos animales así como la falta de realización de los comportamientos naturales que desarrollarían en su estado salvaje son signos de, según la Dra. Joyce Poole, "frustración, tristeza y miseria".

Finalmente, los responsables de Elephant Voices cuestionan el valor educativo del tipo de instalaciones como en el que se encuentran los elefantes en el zoo de Barcelona y reta a su director a plantearse una serie de preguntas acerca del aspecto educativo de los zoológicos tradicionales.

A continuación adjuntamos un fragmento de la carta que Joyce Poole y Petter Granli donde solicitan al zoo de Barcelona la mejora de las condiciones de sus elefantes:

"Como señalamos en nuestras reuniones y sobre bases científicas sólidas – somos de la opinión que los elefantes no tienen cabida en los zoológicos urbanos. Susi y Yoyo muestran signos de frustración, tristeza y miseria. Simplemente no creemos que el Zoo de Barcelona sea capaz de ofrecer a estos inteligentes y socialmente complejos animales lo que necesitan para prosperar. No son los únicos elefantes en esta situación en Europa y nuestra firme recomendación es que se construya una exhibición de elefantes digna del nombre "hábitat" donde puedan vivir un número de elefantes digno del  nombre "grupo con vínculos afectivos." España tiene el mejor clima en Europa para los elefantes y retamos a la comunidad zoológica a mantener adecuadamente a sus elefantes mediante la creación de un hábitat del orden de cientos, o mejor aún, miles de hectáreas. Esperamos con interés trabajar con cualquiera que esté dispuesto a hacer de esta visión una realidad".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de