Ante los preocupantes niveles de agua de zonas con abundantes bancos de peces, se ha procedido a actuar, pues el alto riesgo de anoxia aconseja el rescate de muchos de estos peces antes de que se produzca su muerte por falta de oxígeno.
 
Estas actuaciones realizadas por los Agentes de Protección de la Naturaleza se han llevado a cabo entre el pantano de las Torcas y el pantano de Mezalocha, donde la falta de caudales se hace más patente y las dificultades de los peces comienzan a ser más palpables. Entre estas operaciones, que realizan los técnicos, están las de las mediciones periódicas del oxígeno, para comprobar que las condiciones son óptimas en los niveles de oxígeno, pues desde finales del mes de septiembre se vienen observando bajadas en las medidas de este elemento. El rescate de estas especies se ha realizado con el sistema de pesca eléctrica, dadas las dificultades para que los peces pudieran circular por la corriente y pasar a otros tramos con más cantidad de agua. Además, entre los objetivos está la conservación de las especies autóctonas, siendo derivadas las alóctonas a un gestor autorizado.
 
Desde Medio Ambiente se está vigilante de las variaciones que puedan surgir en el embalse de Mezalocha, pues los bajos niveles de agua ponen en peligro toda la población de especies piscícolas. Así, en caso de apreciarse un inicio de la mortalidad por la falta de oxígeno en fechas próximas, se contemplaría la posibilidad de hacer un desembalsado total del citado embalse siendo las principales especies afectadas la carpa y la lucioperca.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de