Así, coordinará las acciones desarrolladas por las entidades miembro implicadas, la Comisión de Flora de la UICN en España a través de la Sociedad Española de Biología y Conservación de Plantas, el Aula del Mar de Málaga, la Fundación CRAM y Mediterrania-CIE. El proyecto tiene un marcado carácter educativo, ya que se centrará en la sensibilización y la formación de voluntarios que se impliquen en la lucha contra la pérdida de la biodiversidad en el país

Para ello, la Comisión de Flora del Comité Español de la UICN capacitará a 175 personas en la detección de poblaciones de flora protegida y elaborará un censo de especies amenazadas a nivel nacional. Además, realizará un muestreo de las poblaciones protegidas y pondrá esta información en la web www.conservacionvegetal.org, de manera que esté a disposición de los aficionados y de las administraciones públicas para que puedan contribuir, así, a su difusión y mejor conservación. 

La conservación de la biodiversidad

Por su parte, el Aula del Mar de Málaga impulsará un programa de voluntariado para la conservación de la biodiversidad del litoral de Mijas. De esta manera, se contará con 300 voluntarios que limpiarán la vegetación invasora en la zona y la repoblarán con plantas litorales autóctonas. 

255 voluntarios de la Fundación CRAM (Fundación para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos) realizarán acciones de limpieza del fondo litoral y marino de la costa catalana. Asimismo, se llevarán a cabo jornadas de sensibilización y formación con el sector pesquero, la comunidad de buceo y colectivos desfavorecidos.

La conservación de los anfibios es otra de las preocupaciones que pondrá de relevancia el proyecto. 24 colaboradores de Mediterránia-CIE contribuirán a la recuperación de los lugares de reproducción de distintos anfibios que, debido al deterioro de la biodiversidad en la zona, han perdido dichos lugares. En este sentido, se construirá una balsa en la cuenca baja del río Gaiá (Tarragona) y se acondicionarán otras balsas ya existentes. 

Voluntarios para la conservación del quebrantahuesos

Asimismo, Obra Social Caja Madrid financia un proyecto de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), enmarcado también en el ámbito del Año Internacional de la Diversidad Biológica de NN.UU. y bajo la supervisión del Comité Español de la UICN.

FCQ realizó en julio el primero de los dos campos de trabajo previstos en dicho proyecto. Estas acciones, que cuentan con la colaboración de 12 voluntarios cada una de ellas, están encaminadas a la puesta en marcha y seguimiento de la reintroducción de ejemplares de quebrantahuesos en el Parque Nacional de Picos de Europa. La Fundación apoyará también el mantenimiento de infraestructuras ganaderas estratégicas en las áreas próximas a las zonas de liberación o asentamiento de estas aves.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de