Según ha asegurado la secretaria autonómica de Medio Ambiente, Mª Ángeles Ureña, 4 de estas parejas reproductoras localizadas han nidificado este año por primera vez, lo que supone un considerable incremento en la población de esta especie protegida.

Ureña ha valorado este hecho como "una gran noticia que confirma la recuperación de esta ave marina amenazada en nuestro litoral, de hecho, hace solo cinco años el cormorán moñudo sólo se reproducía en las Islas Columbretes".

Fue hace dos años, según ha explicado la secretaria autonómica, cuando se constataron las nuevas colonias nidificantes en los acantilados marinos del Parque Natural del Montgó, del Peñón de Ifach, en Calpe, la Serra Gelada y del Cabo de la Nao, en Jávea. 

En opinión de Mª Ángeles, "no es casualidad que el cormorán moñudo haya elegido estos puntos del litoral para reproducirse, ya que el estado de conservación de estos enclaves, tres de ellos parques naturales, es excelente y brinda a la especie abundancia de pescado y tranquilidad, dos de sus principales exigencias para la nidificación, y nos ofrece muy buenas perspectivas para el futuro".

La colonia más numerosa es la del Cabo de San Antonio, donde se han localizado siete nidos, uno más que en 2009. Le sigue la de la isla de Benidorm, en el Parque Natural de la Serra Gelada, donde este año se han reproducido cuatro parejas, tres más que en 2009. En la zona de El Portixol, en Javea, se ha localizado otra nueva pareja reproductora, al igual que en el Peñón de Ifach.

El cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis desmarestii) es una especie permanentemente ligada al medio marino, y son muy poco frecuentes las observaciones en aguas interiores. La población ibérica del cormorán moñudo es la más meridional de Europa.

La fenología reproductora de la especie comprende desde el mes de diciembre hasta el mes de abril, lo que complica mucho el seguimiento de las colonias y la realización de los censos.

Algunos de los problemas de conservación de esta especie (ampliable para el resto de aves marinas) son la mortalidad en artes de pesca, los peligros de los vertidos accidentales de crudo.

Plan de Acción de Aves Marinas

Mª Ángeles Ureña ha destacado que la nidificación del cormorán en el litoral alicantino es fruto del Plan de Acción de Aves Marinas, una iniciativa puesta en marcha por la Consejería de Medio Ambiente en 2002.

A través de este Plan, la  Consejería realiza un seguimiento exhaustivo de los parámetros reproductivos de las aves marinas en sus diferentes colonias nidificantes, lo que permite detectar las tendencias poblacionales de las diferentes especies y el éxito reproductor de cada una de ellas. Incluso, se desarrollan actuaciones para facilitar la cría y la búsqueda de nuevos núcleos reproductores.

En el caso del cormorán moñudo, los técnicos de la Consejería que desarrollan el Plan de Acción de Aves Marinas, que trabaja con las 8 especies nidificantes en nuestro litoral, han buscado durante años hábitats adecuados para la especie con el objetivo de propiciar su reproducción.

Así, Medio Ambiente ha instalado señuelos de Cormorán, no sólo en el Montgó e Ifach, sino también en el Illot de Benidorm y en la Serra Gelada, en la provincia de Alicante, y en la Serra d´Irta, en Castellón. En la Serra Gelada, las actuaciones han dado resultado, como se ha podido constatar este año, pero hasta ahora ninguna pareja ha nidificado en Irta.

Además, el Plan de Acción es básico para evaluar el grado de conservación de nuestras costas, ya que la buena situación de las aves marinas es el mejor parámetro para determinar el estado del mar Mediterráneo en nuestro Territorio.

El Cormorán, por tanto, se va recuperando. A partir de ahora, los esfuerzos se centrarán en inducir nuevas colonias de esta especie para que el Cormorán nidifique en enclaves como el Parque Natural de la Serra d´Irta, puesto que aquí también se dan las condiciones de tranquilidad, protección y abundancia de comida, según ha afirmado la secretaria autonómica de Medio Ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de