Voluntarios ambientales colaboran en la mejora de puntos de agua para anfibios en el Parque Regional de Sierra Espuña, en Murcia.

Miembros de la Asociación MELES para el estudio y conservación de la naturaleza está desarrollando diversos trabajos de voluntariado ambiental, para mejorar el estado de conservación de una serie de balsas que la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente  de la región de Murcia, considera claves para la conservación de la fauna del Parque Regional de Sierra Espuña.

Las balsas son fundamentales para muchas especies, ya que constituyen casi los únicos lugares de agua estable en el Parque, por lo que tanto animales grandes como pequeños las utilizan frecuentemente para beber, comer y reproducirse.

Entre todas estas especies, destacan los anfibios, que solo pueden reproducirse en lugares como estos, por lo que necesitan que las balsas sean accesibles (tengan facilidad para entrar y salir) y mantengan el agua en estado natural, es decir, sin contaminantes ni especies exóticas (peces, cangrejos o tortugas de Florida, entre otras).

Las actuaciones se han iniciado en la balsa de Casa Rosa, donde se ha construido una rampa de piedra, con estructura tradicional y pendiente progresiva, para permitir que los animales puedan salir de la balsa e impedir que puedan quedar atrapados o ahogarse.

Se espera que esta actuación redunde positivamente en la población de sapo común del Parque. Estos anfibios son terrestres la mayor parte del año y solo regresan al agua para reproducirse y dejar sus puestas, por lo que deben salir para alimentarse y encontrar refugio.

Esta actuación de conservación de anfibios se va a completar con pequeños arreglos en otros puntos de la sierra, como la Balsa de la Carrasca o el Pinillo. Con estos trabajos se pretende asegurar que los cuerpos de agua artificiales de Sierra Espuña sean lugares seguros y valiosos para la fauna amenazada del Parque



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de