Tras meses de debate, los ministros han decidido mostrar una “tarjeta roja” a Sri Lanka, imponiendo para este país restricciones comerciales por no hacer un seguimiento adecuado de su flota pesquera, no castigar a los buques culpables de actividades de pesca ilegal y no desarrollar una legislación pesquera sólida para desalentar la pesca INDNR. La decisión de emitir una tarjeta roja para Sri Lanka significa que los buques pesqueros de los Estados miembros de la UE no podrán operar en aguas de ese país.

“Esta decisión reitera que los ministros de pesca de la UE se toman en serio la lucha contra la pesca ilegal a escala mundial. Animamos a Sri Lanka a tomar las medidas necesarias para desalentar la pesca INDNR por parte de los buques de su flota pesquera o de los buques que desembarcan en sus puertos”, afirmó Tony Long, de la organización The Pew Charitable Trusts. “Nuestra coalición esta dispuesta a apoyar al Gobierno de Sri Lanka a la hora de combatir la pesca INDNR, especialmente con vistas a introducir medidas más contundentes en sus puertos y realizar el rastreo y el seguimiento de su flota”, añadió el Sr. Long.

Sri Lanka se encontraba inicialmente entre los ocho Estados que recibieron una “tarjeta amarilla” de la Comisión Europea en noviembre de 2012. Cinco de esos Estados fueron retirados de la lista de advertencia en 2014 debido a sus esfuerzos en la lucha contra la pesca INDNR. En la actualidad solamente tres países permanecen en la lista roja, y la situación no cambiará hasta que sus respectivos Gobiernos no tomen medidas resueltas para subsanar la situación.

 “Hay que alabar al comisario Karmenu Vella porque la Comisión Europea haya propuesto esta medida. Le pedimos encarecidamente que no solo mantenga esos esfuerzos, sino que también incremente el grado de aplicación de esta legislación pionera en toda la UE”, afirmó Andreas Baumüller, de WWF. “También reconocemos que Sri Lanka ha incrementado recientemente sus esfuerzos en la lucha contra la pesca INDNR y estaremos encantados de poder colaborar con el Gobierno y las partes interesadas locales de ese país para conseguir las mejoras necesarias”, añadió el Sr. Baumüller para terminar. 

Sri Lanka es el segundo mayor exportador a la UE de pez espada y atún frescos y refrigerados (por un volumen de 74 millones de euros de importaciones en 2013). La Comisión declara que no puede tolerar el hecho de no saber si el pescado importado a la UE ha sido capturado de forma sostenible. Los ciudadanos de la UE tienen derecho a saber qué tienen en sus platos.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca INDNR) agota las poblaciones de peces, daña los ecosistemas marinos, coloca en una situación injusta de desventaja a los pescadores que trabajan dentro del marco de la legalidad y hace peligrar el sustento de algunas de las comunidades más vulnerables del planeta. Se estima que la pesca INDNR cuesta a las economías mundiales entre 8.000 y 19.000 millones de euros cada año, lo cual equivale a entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado capturado.

El reglamento sobre la pesca INDNR de la UE, que entró en vigor en 2010, pretende impedir el acceso del pescado capturado ilegalmente a la UE exigiendo “certificados de captura” para las importaciones y las exportaciones de productos de la pesca. La legislación también prohíbe la importación de pescado procedente de Estados y buques pesqueros de los que se conoce que están involucrados en pesca INDNR. El reglamento y el modo en el que la UE lo ejecuta son únicos en la esfera internacional.

Desde el año 2012 la UE ha advertido (mediante la emisión de una tarjeta amarilla) a 17 Estados.  En marzo de 2014, la UE procedió a mostrar una “tarjeta roja” a Belice, Camboya y Guinea, prohibiendo con ello las importaciones de esos países, aunque en noviembre de ese mismo año la Comisión propuso el levantamiento de las sanciones a Belice debido a los avances realizados por dicho país en la lucha contra la pesca INDNR. 9 países siguen teniendo una tarjeta amarilla a día de hoy: Ghana, Curazao, Corea del Sur, Papua Nueva Guinea, Filipinas, San Vicente y las Granadinas, Tuvalu, San Cristóbal y Nieves y las Islas Salomón.

En octubre de 2014, la Comisión Europea retiró las tarjetas amarillas mostradas a Fiyi, Panamá, Togo y Vanuatu tras las mejoras aportadas por esos países a sus respectivas medidas de lucha contra la pesca INDNR.El principal objetivo del Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto (Acuerdo sobre las MEP) de la FAO es prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca INDNR) mediante la aplicación de unas sólidas medidas portuarias. Sri Lanka ratificó el Acuerdo sobre las MEP en 2011



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de