Ecologistas en Acción critica que la estación depuradora de Aguas Residuales de la Cartuja (Zaragoza) "sigue sin cumplir la directiva sobre Prevención y Control Integrados de la Contaminación (IPPC) al no dispone de Autorización Ambiental Integrada y se encuentra al menos en situación ilegal".

Desde esta organización señalan que la Directiva europea y la Ley de Prevención y Control Integrados de la contaminación establecían que las empresas concernidas debían contar con esta autorización en Octubre de 2007, el Ministerio de Medio Ambiente concedió una prorroga que concluyó el 30 de abril.

Así, recalcan que el pasado 30 de abril de 2008 finalizó el último plazo de la Directiva IPPC para que las instalaciones industriales obtengan su autorización ambiental integrada (AAI), un permiso imprescindible para poder operar en la Unión Europea. Algunos de estos permisos todavía están en trámite.

Ecologistas en Acción sostiene que la intención de la Directiva europea era procurar una "mejora sustancial del comportamiento ambiental de la industria europea, previniendo la contaminación en origen a través de las Mejores Técnicas Disponibles y los valores límites de emisión". Añaden que con esta norma, las autoridades comunitarias "pretendían también unificar los múltiples permisos ambientales existentes en cada Estado miembro en uno único, la Autorización Ambiental Integrada".

Sin embargo, lamentan que tras los 12 años transcurridos desde que se promulgara la IPPC, un número importante de las empresas españolas sometidas a esta legislación no ha obtenido aún su permiso y a partir del 1 de mayo pasado deberían cesar completamente su actividad, arriesgándose en caso de mantenerla ilegalmente a sanciones que pueden alcanzar los 2 millones de euros.

La EDAR de La Cartuja, gestionada por UTEDEZA, cuya construcción supuso un "enorme endeudamiento" al Ayuntamiento de Zaragoza debía obtener la AAI debido a que mantiene en marcha una incineradora de fangos, la única incineradora de Aragón.

Desde Ecologistas en Acción apuntan que en su día presentaron dentro del plazo de exposición pública un escrito en el que se incluyen una serie de consideraciones, como que se tomen las medidas necesarias para que se tengan en cuenta los principios informadores de la Autorización Ambiental Integrada de la Ley 16/2002 de Prevención y Control de la Contaminación:

El objetivo de estas consideraciones es que se "establezcan las medidas necesarias para evitar cualquier riesgo de contaminación cuando cese la explotación de la instalación y para que el lugar donde se ubique quede en un estado satisfactorio de acuerdo con la normativa aplicable", concluyen en un comunicado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de