Un equipo del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha propuesto un método para evaluar con precisión el impacto ambiental y la rentabilidad económica del riego.

El método consiste en la definición de indicadores que pueden servir como referencia para las mediciones, creados a partir de conceptos ya conocidos y fundamentales en la gestión del agua. La investigación ha aparecido recientemente en Agricultural Water Management.

José Enrique Fernández, investigador del IRNAS, autor principal del estudio y uno de los cuatro editores jefe de la revista Agricultural Water Management, explica que la iniciativa surgió por la observación de una falta de consenso, en la literatura actual, sobre la definición y uso de conceptos fundamentales sobre la gestión del agua para uso agrícola, como la eficiencia de uso del agua (Water Use Efficiency, WUE), la productividad del agua consumida por el cultivo (Crop Water Productivity, CWP) y la huella hídrica (Water Footprint, WF), lo que “da lugar a resultados difícilmente comparables, cuando no erróneos.

En la investigación, en la que también ha participado la Universidad de Cartagena, los autores no sólo aclaran la definición y uso correcto de esos conceptos, sino que a partir de ellos proponen indicadores para el análisis de la viabilidad económica de plantaciones frutales en regadío.

Con este estudio, que se ha valido de una amplia revisión bibliográfica, se “mejora el corpus teórico del uso del agua en la agricultura y se provee de una herramienta fiable para la cuantificación de la rentabilidad de plantaciones frutales ante posibles escenarios de falta de agua o de suelo, por lo que constituye una valiosa aportación para la toma de decisiones en la agricultura de regadío”, puntualiza Fernández.

Riego

Apunta el artículo que uno de los conceptos más controvertidos es el de huella hídrica, y los términos de agua azul, verde y gris relacionados con ella.

Explican los autores que en la bibliografía sobre la materia se percibe un número creciente de trabajos que hacen alusión a la huella hídrica para cuantificar el uso del agua a escala de una plantación o parcela cultivada; no obstante, la huella hídrica se diseñó para cuantificar el uso del agua a una escala mucho mayor, de cuenca o incluso de país.

En la investigación, el profesor Francisco Alcón de la Universidad de Cartagena, propone un método para el análisis de la rentabilidad de la plantación, que incluye el análisis de escenarios previstos ante el cambio climático.

Concluye Fernández que, ante esta situación de confusión teórica, “la toma de decisiones en la agricultura de regadío se complica, porque no hay consenso en los datos ni en la metodología, o estos son simplemente erróneos. Este estudio lo que hace es aclarar aspectos y controversias y definir indicadores correctos para la evaluación del impacto ambiental y económico del riego”.

Fuente: CSIC, DICYT,

Artículo de referencia: https://www.dicyt.com/noticias/metodo-para-evaluar-la-rentabilidad-del-riego-en-la-agricultura-ante-el-cambio-climatico,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de