Para Rosa Aguilar, la reforma planteada es “decepcionante” y merecedora de “casi una enmienda a la totalidad” ya que “no da respuesta a los desafíos en que estos momentos tiene la agricultura europea”.

En rueda de prensa, Rosa Aguilar ha marcado las “líneas rojas” del Gobierno de España en esta reforma, sobre las que mantendrá una firme posición frente a la Unión Europea. En este punto, ha hecho referencia al modelo de pagos directos, el “greening”, la convergencia entre los Estados Miembros y la redistribución de las ayudas dentro de cada uno de ellos, las medidas de competitividad y de mercado y el desarrollo rural.

Para el Gobierno de España, el tema de mayor transcendencia es el nuevo esquema de pagos directos que, aunque en la propuesta de la Comisión Europea se mantiene como elemento fundamental de la PAC, sufre un cambio sustancial en cuanto a la determinación de su cuantía. Ese modelo implicaría llegar a un pago uniforme en cada Estado Miembro o Región antes de 2020 lo que supondría un abandono de las referencias históricas,  utilizadas por muchos Estados Miembros, al final del periodo. España rechaza de plano tal opción.

Respecto al "greening", la ministra ha explicado que la PAC es, actualmente, una política verde y será necesario consensuar las medidas que le hagan avanzar en esa línea. Para el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, la inclusión del concepto de "greening" en la reforma de la PAC es un objetivo positivo, aunque ha considerado necesario revisar el nivel del 30% de greening sobre los pagos directos. “Habrá que reconocer que son muchos los agricultores que ya ponen en práctica medidas medioambientales”, ha asegurado la Ministra.

Rosa Aguilar ha defendido además que la convergencia entre Estados Miembros se haga de forma progresiva y “nunca a costa del bolsillo del agricultor”. Para la titular del MARM, el horizonte de convergencia que plantea la Comisión Europea requiere fondos adicionales.

Del mismo modo, la Ministra ha criticado el concepto de agricultor activo incluido en la reforma de la PAC al considerar que se trata de “un manifiesto desastre” que no se puede permitir ya que supone la exclusión de la misma a los agricultores que se dedican al 100% a la agricultura pero que no reciben ayudas directas de la PAC.

Sobre las medidas de competitividad y mercado de la PAC, España defiende que la Comisión Europea vaya a más. La ministra ha considerado un avance el hecho de que la propuesta de Dacian Ciolos mantenga la posibilidad de pagos acoplados a la producción o el apoyo a sectores y zonas específicas, pero ha considerado que el planteamiento que se hace es insuficiente y que debe ser reforzado.

Respecto a las medidas de gestión de mercado y gestión de crisis,  Rosa Aguilar ha asegurado que las experiencias vividas han  demostrado la insuficiencia de los recursos e instrumentos con los que cuenta actualmente la PAC para hacerlas frente de manera efectiva. Para la Ministra son necesarias medidas más ambiciosas y mecanismos ágiles, flexibles y automáticos de intervención, con niveles adecuados de desencadenamiento de los mismos. En este sentido, Rosa Aguilar ha calificado este capítulo de la reforma como “una oportunidad desaprovechada”.

Del mismo modo, Rosa Aguilar ha rechazado la propuesta sobre el segundo pilar de la PAC, referido al desarrollo rural, de elevar la tasa de cofinanciación de los Estados Miembros por encima del 50%, al tiempo que ha echado en falta políticas que incentiven la igualdad de género en el medio rural y una apuesta real por la incorporación de los jóvenes a la agricultura. Con esta propuesta “no hay un rejuvenecimiento de la agricultura” ha dicho la Ministra.

Tras el intenso calendario de trabajo acordado por el Gobierno y las comunidades autónomas en su reunión del pasado día 5, Rosa Aguilar ha destacado la voluntad del MARM de defender con “uñas y dientes” a los agricultores al tiempo en que ha confiado en que las administraciones central y autonómicas alcancen una posición común sobre la reforma en los temas más importantes para España.

WWF y SEO/Birdlife

Las organizaciones ecologistas SEO/Birdlife y WWF recalcan que en tiempos de crisis económica y ambiental es más necesario que nunca emplear cada euro de la manera más eficiente, beneficiando a aquellos agricultores y ganaderos que preservan los recursos naturales  y la biodiversidad o contribuyen a la lucha contra el cambio climático. Sin este apoyo a la generación de bienes públicos, la PAC perderá la escasa legitimidad que le queda fuera del sector agrario.

Evitar que la PAC siga promoviendo directa o indirectamente prácticas agrarias nocivas –regadíos en zonas con escasez de agua, laboreos excesivos o inapropiados, aplicación abusiva de fertilizantes-, garantizar el uso sostenible de los recursos, asegurar el cumplimiento de las normas ambientales en materia de biodiversidad, agua o fitosanitarios, y dirigir las ayudas hacia la producción de bienes públicos son los temas claves a afrontar en esta reforma.

Ambas organizaciones afirman que es imprescindible mejorar el apoyo a la actividad agraria en fincas en Natura 2000 y sistemas agrarios de alto valor natural (pastos vinculados a ganadería extensiva, dehesas, etc.), algo en lo que España y sus agricultores tienen mucho que ganar.

A partir de la propuesta de la Comisión, estará ahora en manos del Parlamento Europeo y de los propios Estados Miembro el evitar que una oportunidad única se pierda. Asumiendo que se defienda la viabilidad del sector, y el mantenimiento de la capacidad productiva de los territorios, debe tenerse en cuenta que sólo con una PAC sostenible se asegurará el futuro de la propia actividad agraria, además del cumplimiento de los objetivos ambientales de la Unión Europea.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de