La organización ecologista Amigos de la Tierra exige al Gobierno que España sea una zona libre de transgénicos, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra los Transgénicos, que se celebró ayer.

Para la ONG, los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) tienen un impacto directo sobre el medio ambiente, toda vez que para cultivarlos se emplean tóxicos en el campo, se desarrollan resistencias en insectos y malezas, contaminan el suelo, contaminan genéticamente las especies silvestres, y exacerban la desaparición de biodiversidad.

Esta agrupación advierte que la rápida introducción de estos productos en la alimentación contrasta con la escasez de estudios científicos sobre sus impactos para la salud humana. Los responsables explicaron que la aparición de nuevos tóxicos en los alimentos, alergias u otros efectos indeseados no han sido descartados.

Según Amigos de la Tierra, desde su aparición, hace unos diez años, los cultivos y alimentos transgénicos experimentaron una rápida expansión en un número limitado de países, bajo el argumento de que aportarían soluciones al hambre del mundo. Para los ecologistas, sin embargo, lejos de ese objetivo, la biotecnología en la agricultura incrementa las situaciones de pobreza, exclusión social e injusticia.

Por otra parte, según estudios realizados por esta agrupación, desde el punto de vista económico las prácticas agrícolas sostenibles, como la agricultura ecológica, estimulan en mayor medida la economía, crean empleo de calidad en el medio rural y cuentan con el apoyo de los consumidores.

Los OMG s se obtienen mediante ingeniería genética que permite crear plantas, animales y microorganismos, manipulando sus genes. Esta tecnología crea seres vivos que no podrían obtenerse en la naturaleza o con las técnicas tradicionales de mejora genética.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de