La organización ha constatado con sorpresa que en la mayoría de los casos los datos reconocidos por los gobiernos autonómicos distan enormemente de los ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Así, el Ministerio asegura que en 2014 (últimos datos disponibles) en toda España se cultivaban unas 132.000 hectáreas, mientras que la información ofrecida por las comunidades demuestra que se habrían cultivado un máximo de 83.000, en más de 400 municipios.

La Comunidad que encabeza la lista es Aragón, con 32.000 hectáreas, seguida por Cataluña (22.000) y Extremadura (7.000). Todas cultivan el MON810, el único permitido en la Unión Europea.

Mapa de transgénicos en España

Cabe destacar que cinco comunidades han rechazado los cultivos transgénicos: País Vasco, Cantabria, Asturias, Islas Canarias y Castilla y León (el principal productor de maíz) También cerca de 200 municipios de toda España se han declarado libres de transgénicos

“No comprendemos qué razones tendrá el Ministerio para no haber publicado en los últimos 17 años los datos reales de la superficie de transgénicos en España y tampoco por qué no ha elaborado antes un mapa como el que hemos presentado hoy”, ha declarado Luís Ferreirim, responsable de la campaña de Agricultura de Greenpeace. “Este registro público de transgénicos es una demanda histórica de los agricultores ecológicos y de aquellos que no quieren ver sus tierras contaminadas por los transgénicos, así que el Ministerio debería mover ficha y escuchar sus demandas”.

Greenpeace ha elaborado principalmente este mapa con la información ofrecida por las comunidades autónomas, ya que ellas aportan la información que consta en la Solicitud de Pago Único que los agricultores cumplimentan para recibir las subvenciones de la Política Agrícola Común, lo cual ofrece una fotografía muy real de la situación. Cinco comunidades no han ofrecido información propia, a pesar de estar obligadas a ello, por lo que la organización ecologista ha utilizado los datos ministeriales. Este es el caso de la Comunidad de Madrid y el de las Islas Baleares. Por su parte, Andalucía, la Comunidad Foral de Navarra o la Comunidad Valenciana, no aportan la información suficiente.

La organización ecologista recuerda que los transgénicos no son necesarios y no presentan mejores rendimientos que las variedades convencionales, como demuestra el reciente informe del Gobierno de Aragón . “Estos cultivos son una grave amenaza para el único modelo de agricultura sostenible: la ecológica y el Gobierno debe seguir el ejemplo de sus vecinos europeos y prohibir estos cultivos, y mientras tanto ofrecer información veraz y transparente”, ha exigido Ferreirim.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de