FUENTE: PIXABAY

La Comisión Europea (CE) presentó ayer una base de datos de los distintos métodos de «gestión integrada de plagas» (MIP) para vigilar los daños que ocasionan en los cultivos y plantas, además de las prácticas que se deben llevar a cabo para reducir el uso de pesticidas químicos.

Según la propuesta de biodiversidad y sostenibilidad lanzada hace unos meses, la Comisión Europea (CE) se ha marcado el objetivo de reducir el 50% del uso de pesticidas químicos para el año 2030. Desde Bruselas insisten en que no se prohíbe totalmente el uso de pesticidas químicos, ya que el objetivo de reducir a la mitad el uso de dichos pesticidas sería legalmente vinculante.

Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, lo explicó de la siguiente manera:

Para el año 2030, el 50% de los pesticidas químicos deberían ser sustituidos por alternativas con prácticas como la rotación de cultivos y tecnologías como la agricultura de precisión. También se pretende prohibir todo uso de pesticidas en aquellas zonas sensibles como escuelas, hospitales, parques y zonas de juego.Frans Timmermans

Estos planes también incluyen un objetivo obligatorio de recuperación de la naturaleza para el año 2030. De esta forma, los países podrán reparar el 20% de los ecosistemas que hayan sido dañados.

Virginijus Sinkevičius, comisario europeo de Medio Ambiente, indica que esta idea supondrá grandes beneficios para todos:

Debemos dejar de vivir en la idea de que actuar en favor de la naturaleza es solo coste sin ningún beneficio. Nuestra evaluación de impacto muestra que 1€ invertido aporta 8€ de beneficio. Virginijus Sinkevičius

¿En qué consiste esta base de datos?

Una correcta gestión integrada de plagas es una forma de agricultura ecológica, ya que se basa en el uso de métodos naturales para erradicar las plagas de los cultivos y plantas, utilizando los pesticidas químicos como último recurso para minimizar los riesgos que pueden ocasionar tanto en el medio ambiente como para la salud de los seres humanos.

La base de datos que ha presentado la Comisión Europea (CE) incluye los siguientes contenidos:

1.300 ejemplos de prácticas, técnicas y tecnologías
Se incluye el uso de la rotación de cultivos y la fertilización equilibrada, así como la preferencia para métodos de control de plagas no químicos.
273 directrices específicas para cultivos
Las autoridades nacionales y los organismos públicos de los Estados miembros son los encargados de desarrollar estas directrices específicas para cultivos.
FUENTE: FREEPIK

La Comisión Europea (CE) ha comunicado que están desarrollando un estudio para investigar las prácticas actuales de la gestión integrada de plagas:

Estamos desarrollando un estudio para explorar las prácticas actuales de la gestión integrada de plagas (MIP) y su potencial para ayudar a reducir la dependencia de los pesticidas químicos, su costo de implementación y su efectividad general.Comisión Europea

Y añaden que están explorando cuáles son los principales elementos que afectan a la disminución de la dependencia del uso de pesticidas:

La presión de la sociedad civil, un marco regulatorio incentivador y un entorno económico favorable representan impulsores para disminuir el uso de los plaguicidas.Comisión Europea

¿Qué daños provoca el uso de pesticidas químicos?

El uso excesivo de pesticidas químicos provocan numerosos daños ambientales que erosionan tanto la salud de los seres humanos como la salud de nuestro planeta. Utilizados mayoritariamente en las prácticas agrícolas, los expertos informan que su uso conlleva un gran riesgo de ocasionar elevados daños ambientales, como la contaminación del agua y del suelo.

El agua se ve afectada gravemente, ya que un uso excesivo de estos pesticidas permite que el nitrógeno y los fosfatos se infiltren en las aguas subterráneas o sean arrastrados por los diferentes cursos fluviales. Esta sobrecarga de nutrientes genera que se produzca el llamado efecto de la eutrofización en los diferentes medios acuáticos, como embalses, estanques y lagos.

Un suelo contaminado puede perder su fertilidad debido al incremento de la acidez de estos pesticidas, puesto que muchos fertilizantes químicos contienen ácido sulfúrico y ácido clorhídrico, los cuales pueden ocasionar un daño extremadamente grave a los microorganismos que habitan en el suelo si se usan de manera excesiva.

Fuentes: Redacción Ambientum, EFE VERDE



0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments