Indígenas
Un grupo indígena

Se espera que la caída de los precios de las materias primas y la crisis financiera tengan efectos negativos en la economía real de los países de América Latina y el Caribe, señala la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su web.

Esta situación es preocupante porque afecta la capacidad de los países de mejorar el acceso a las oportunidades de las poblaciones más pobres, agregó la publicación.

“El crecimiento económico experimentado en los últimos años permitió una mayor inversión en programas sociales y la creación de más empleos; el reto es continuar haciendo esto en la actual coyuntura”, dijo el representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe, José Graziano da Silva.

Según el documento, los gobiernos “están enfocando cada vez más sus esfuerzos en hacer sustentable la producción y el acceso a alimentos” para defender a la población de bajos ingresos del alza de los precios de los alimentos y de los posibles impactos de la crisis económica.

Agricultura familiar

Para lograr este objetivo, han tomado medidas como el refuerzo a los programas de protección social y el estímulo a la producción local -principalmente de la agricultura familiar- para garantizar la disponibilidad de alimentos a precios accesibles en los mercados locales, añade.

La FAO ha apoyado dichas acciones mediante su programa de campo y los proyectos de la Iniciativa sobre el Aumento de los Precios de los Alimentos (IAPA), que ya ha invertido cerca de 21 millones de dólares en más de 20 países de la región, para apoyar el incremento de la producción de los pequeños agricultores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de