Los sindicatos y las empresas del sector -representadas por AEE- quieren llamar la atención sobre el impacto que en términos de empleo puede tener la norma que ha elaborado el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y que ha enviado a la Comisión Nacional de la Energía sin el acuerdo del sector. La drástica reducción de la retribución de la energía eólica puede hacer inviable la puesta en marcha a partir de 2013 de la mayor parte de los proyectos, lo que reducirá la carga de trabajo en las empresas fabricantes de aerogeneradores y componentes.

El Observatorio reclama al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que tenga presente a la hora de elaborar las normas relativas a la eólica la existencia de un importante tejido industrial en esta actividad, con más de treinta mil puestos de trabajo y un fuerte potencial exportador siempre que exista un mercado interno. Este sector requiere una estabilidad regulatoria de la que ha carecido en los últimos dos años, mientras que la norma en tramitación incrementa la incertidumbre con un sistema de primas variables.

El Consejo Rector del Observatorio está estudiando la adopción de diversas medidas para evitar la aprobación de este real decreto y la consecuente destrucción de empleo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de