Este diario ya informó que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha admitido a trámite el contencioso-administrativo contra el  Plan General de Ordenación Urbana de Móstoles (PGOU), presentado por Ecologistas en Acción.

El plan urbanístico de Móstoles, aprobado el 15 de enero de 2009, contemplaba “la construcción de 13.500 viviendas”, afirmó en su momento el vicepresidente regional, Ignacio González. Además, también indicó que se protegería “por su valor medioambiental casi 20 millones de metros cuadrados".

¿Qué dice el PGOU para los ecologistas?

Este plan ha sido revisado en diferentes ocasiones. Según el portavoz de Ecologistas en Acción, Raúl Navarrete: “El plan urbanístico plantea un crecimiento desproporcionado” y señala que “hay previstas unas 25.000 viviendas para construir”.

Por otra parte, en relación al número de metros cuadrados protegidos, indica que “solamente han quedado cuatro millones”, que se localizan en “la Reguera, al sureste del municipio, y en el Parque Guadarrama, al noreste”. Pero para Navarrete, dejar estas dos zonas sin urbanizar “son una trampa para ganar tiempo y elaborar informes a medida (por parte del Ayuntamiento de Móstoles) para conseguir su reclasificación” (convertirlo en urbanizable).

“Rápida tramitación y reclasificación de suelo”

Para el experto en urbanismo de Ecologistas en Acción, Rodrigo Calvo, “hay dos grandes objeciones que son suficientes para anular el plan”. 

1- “Los rápidos informes y acuerdos que el Ayuntamiento de Móstoles ha promovido para que las zonas que la Comunidad de Madrid quería dejar sin urbanizar (Reguera y Guadarrama), por su función ecológica, se clasifiquen ahora como suelo urbanizable”, afirma Calvo.

2- “La reclasificación de suelo anteriormente protegido”. Calvo indica que “según la normativa, la reclasificación de suelo no se puede hacer sin ninguna justificación”. Y afirma que “para llevar a cabo esta actuación” se debe demostrar “una pérdida de propiedades por parte del suelo”. Como ejemplo de reclasificación de suelo “de manera injustificada” pone la zona de la Reguera. “De 2000 a 2008 ha perdido un tercio de su terreno protegido sin ninguna justificación”, afirma el experto en urbanismo.

“Contradicciones e irregularidades”

Navarrete recalca que el director de Evaluación Ambiental, José Trigueros “envió una carta al Ayuntamiento de Móstoles permitiendo la reclasificación de los terrenos” (la Reguera y Guadarrama). Esto, supone “una contradicción”, ya que recuerda que “en los informes de 2005 y 2008 sobre evaluación ambiental, este mismo señor consideró las zonas como protegidas y firmó esos informes”.

Consecuencias del plan

Para el grupo conservacionista el PGOU supondrá “impactos ambientales negativos" y "no mejorará el derecho a la vivienda de los más desfavorecidos”. Consideran que el modelo de desarrollo es “insostenible” y que la estrategia de financiación se basa en la “reclasificación de suelo para obtener plusvalías”.

Información a los ciudadanos

Navarrete, por último,  mostró su compromiso con la ciudadanía mostoleña asegurando que “haremos una campaña para informar a los ciudadanos sobre este plan”. Y también señaló que pedirá al Ayuntamiento que "reconsidere el plan de urbanismo”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de