"Del mismo modo que en las negociaciones internacionales nunca aceptaremos que un país pueda bloquear que el resto avance, en Europa ocurre igual. Un país no puede bloquear lo que el resto dice", ha advertido Hedegaard en una rueda de prensa al término de una jornada de debate con los ministros de Medio Ambiente europeos.

Las delegaciones han trabajado sobre un texto que pedía a Bruselas preparar una propuesta con acciones específicas para continuar avanzando en la lucha contra el cambio climático y que fijaba objetivos tangibles: reducir en un 40 por ciento las emisiones de CO2 comunitarias en 2030; en un 60 por ciento para 2040 y entre un 80 y un 95 por ciento en el horizonte de 2050.

El texto ha contado con el apoyo de 26 de los Veintisiete, según han confirmado en rueda de prensa la presidencia danesa de la UE y la comisaria Hedegaard, pero ha chocado con la oposición de Polonia, país con una fuerte dependencia energética del carbón. "Seguiremos adelante", ha recalcado Hedegaard.

España ha dado su "pleno apoyo" a la propuesta que han debatido los 27 porque considera "razonable" su contenido, según ha explicado en rueda de prensa el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

El veto de Polonia supone descafeinar el documento porque deja de ser un mandato de los Veintisiete y se queda en una declaración de la presidencia de turno, que ocupa Dinamarca, con el apoyo de 26 Estados miembros.

La asociación ecologista Greenpeace ha censurado en un comunicado la posición de Polonia, país al que ha acusado de estar "frenando el progreso de todo el Continente". "Europa necesita urgentemente liberarse de las costosas importaciones de combustibles fósiles porque son un lastre para la recuperación económica y para la seguridad climática", reza la nota.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de