El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, y el delegado general de La Caixa en Murcia y Alicante, Víctor Guardiola, firmaron ayer un nuevo convenio de colaboración para la puesta en marcha de actuaciones de mejora y conservación en los espacios naturales de la Región, que al mismo tiempo favorezcan la integración laboral de personas en riesgo de exclusión social. El acuerdo supone una inversión de 700.000 euros por parte de la citada entidad y su período de vigencia será de un año.

Entre las líneas de actuación recogidas en dicho convenio destacan la conservación de hábitats forestales, la prevención de incendios, el mantenimiento de los hábitats de interés, la mejora de los espacios fluviales, humedales y formaciones de ribera, la restauración de áreas degradadas, la mejora de la red de infraestructuras, equipamientos y señalización, así como  de la conectividad ecológica y paisajística y preservación de la biodiversidad.

El convenio recoge asimismo la adecuación de los equipamientos de uso público para facilitar el acceso a personas con algún tipo de discapacidad, el refuerzo del tejido económico mediante el impulso de la formación laboral de la población local y la realización de campañas de sensibilización sobre los usos y buenas prácticas medioambientales.

Entre los aspectos más novedosos destaca la prioridad de aquellos proyectos que contribuyan a minimizar los efectos del cambio climático, mediante la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, así como la utilización de energías renovables. La Consejería, a través de la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad, concretará las actuaciones a desarrollar y las zonas donde se llevarán a cabo.

Balance positivo

Desde que se puso en marcha esta iniciativa, hace ya cuatro años, se han desarrollado un total de 44 proyectos medioambientales en los espacios naturales de la Región, y se ha conseguido insertar a 67 personas en riesgo de exclusión social, con una inversión de 5.450.000 euros por parte de La Caixa.

Entre los proyectos ya desarrollados destaca la conservación de árboles monumentales, la mejora de la biodiversidad del Parque Regional El Valle y Carrascoy, la realización del Corredor Verde del sudeste de Molina de Segura y las mejoras de la accesibilidad para personas con discapacidad física en espacios protegidos como Sierra Espuña, entre otros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de