El director del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Rafael Izquierdo, ha destacado que “los planes de depuración generan 14.000 puestos de trabajo acumulados en Aragón”.

Izquierdo ha puesto estos planes como “ejemplo de participación público-privada, de vital importancia en momentos de dificultad económica”. El director del IAA ha participado en la inauguración de la Conferencia Internacional sobre “El agua en la economía verde en la práctica”, que organiza la Oficina de Naciones Unidas para la Década del Agua.

“En Aragón podemos hablar de hechos, y no sólo de palabras, porque tenemos en ejecución los mayores planes de depuración y calidad de las aguas de toda Europa, con una inversión que ronda los 1.500 millones de euros, para la construcción y explotación de casi 500 depuradoras”, resume Izquierdo, quien ha recordado que “Aragón es un territorio amplio y despoblado, lo que supone que, para cumplir las Directivas europeas en materia de depuración, es preciso afrontar una inversión ingente, imposible de abordar mediante el sistema presupuestario ordinario”.

“Dado el volumen de las inversiones, hemos tenido que ser estrictos en la aplicación rígida del principio de recuperación de costes, a través de un impuesto ecológico llamado canon de saneamiento, igual para todos los ciudadanos, sea cual sea el tamaño de la ciudad o pueblo en el que vivan”, destaca el director del IAA, quien ha agradecido el apoyo del Gobierno de España, a través del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, para afrontar actuaciones del ciclo del agua en Aragón.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de