Conservación de la naturaleza

El estudio realizado para la Comisión Europea por un consorcio liderado por la consultora Milieu es una evaluación exhaustiva de las directivas Aves y Hábitats, las piezas más importantes de la legislación europea de conservación de la naturaleza. La evaluación forma parte del programa de Mejora de la Legislación puesto en marcha por la Comisión para evaluar si las directivas están contribuyendo eficazmente a la protección de la naturaleza de Europa (Fitness Check).

Las conclusiones del informe reafirman la opinión de la mayor parte de la sociedad civil sobre la necesidad no de modificar estas normas, sino de aplicarlas correctamente para garantizar la conservación de nuestro patrimonio natural y, al mismo tiempo, potenciar el desarrollo socioeconómico del mundo rural. Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España: “El Presidente Juncker y su Comisión deben ahora poner fin urgentemente a los nuevos retrasos inaceptables en la aplicación de las leyes y hacer frente a las amenazas a la naturaleza de Europa”.

Para Asunción Ruiz, Directora ejecutiva de SEO/BirdLife : “España es el país de Europa que más aporta a la Red Natura 2000, casi un 30% de su territorio. No se trata de una carga sino de todo lo contrario: la gran oportunidad de España en Europa. Necesitamos una legislación comunitaria que asegure no solo la conservación de la naturaleza sino sus ventajas asociadas. España puede ser el referente en empleo verde, turismo de calidad o agricultura y ganadería sostenible. Y ese debe ser nuestro futuro”

Para WWF y SEO/BirdLife, el nuevo Ministerio de Medio Ambiente debe impulsar de manera urgente la designación de los espacios de la red Natura 2000 que faltan, garantizar que se aprueben planes de gestión que cumplan con los requisitos establecidos por la normativa europea y que estos planes cuenten además con necesaria financiación aprovechando, para ello, los diferentes instrumentos financieros nacionales y europeos. La declaración de la red Natura 2000 de áreas protegidas creada por las directivas de la Naturaleza y que actualmente cubre casi una quinta parte del territorio europeo y más del 5% de sus mares, es uno de los proyectos europeos de mayor éxito gracias a la estrecha colaboración entre todas las partes interesadas (incluyendo los gobiernos, las empresas y la sociedad civil).

En el informe los expertos desaconsejan cualquier cambio en las directivas porque “sería retrasar las medidas de aplicación y daría lugar a costes y cargas adicionales para las autoridades nacionales, las empresas y otras partes interesadas”. La evaluación confirma que las directivas son eficaces en la protección de los espacios naturales frente al desarrollo y otras actividades perjudiciales y que los beneficios de su aplicación superan sus costes. 

También se pone de relieve que la protección jurídica que ofrecen las leyes de la UE es más fuerte que la mayoría de los sistemas nacionales y proporciona un “enfoque flexible de las consideraciones socioeconómicas dentro y fuera de los espacios Natura 2000”. Las directivas también han traído un nuevo enfoque “moderno” para la conservación de la naturaleza, permitiendo asociaciones positivas y las diferentes formas de participación de los interesados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de