Las reservas de petróleo se van agotando, y la Unión Europea quiere alcanzar una economía baja en emisiones de carbono.

El informe no legislativo, del eurodiputado británico Chris Davies, apoya ampliamente la "Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050", pero subraya la necesidad de políticas que aumenten la inversión en tecnologías verdes. Concretamente, pide que se aparten del sistema de comercio de emisiones un número significativo de las asignaciones, así como cambios en el ritmo al que se dejan de comerciar. En suma, se trataría de endurecer la normativa sobre comercio de emisiones.

La hoja de ruta incluye planes y objetivos para conseguir una economía baja en carbono dirigidos a aquellos sectores que son los mayores responsables de las emisiones europeas: electricidad, industria, transportes, construcción y agricultura.

Está previsto que el informe sea debatido en la sesión plenaria de marzo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de