La Conselleria de Medio Ambiente va a impulsar este año un "Aula Botánica" en el Parc Natural del Penyagolosa, según ha anunciado  el director del parque, Josep Carda, durante la celebración de la junta rectora.

El aula, en cuya implantación la Conselleria de Medio Ambiente invertirá 273.000 euros, acogerá una colección de las plantas más representativas del Penyagolosa con un fin divulgativo y estará adaptado para las visitas de las personas discapacitadas.

Asimismo, el "Aula Botánica" se destinará a la investigación científica y, para ello, contará con una selección de plantas raras, endémicas o amenazadas del parque natural, como Tejos, Peonias, Geranio de Cavanilles o "Lliri de Neu".

Las labores de investigación, que se desarrollarán en colaboración con el Centro de Investigación y Experimentación Forestral (CIEF) de la Conselleria de Medio Ambiente, incluirán la obtención de semillas y la replantación de flora amenazada en diferentes puntos del parque.

Senda adaptada

Otra de las actuaciones destacada por el director del parque a los miembros de la junta rectora, es la adaptación a las necesidades de las personas discapacitadas de la senda de un kilómetro que comunica el centro de visitantes del parque con Sant Joan de Penyagolosa. Esta actuación, que se integra en el convenio sucrito por la Conselleria de Medio Ambiente y La Caixa, cuenta con una inversión de 60.000 euros por parte de la entidad financiera.

La iniciativa consiste en la construcción de una pasarela de madera a lo largo de toda la ruta, para que las personas discapacitadas puedan transitarla en silla de ruedas. Con el mismo fin, se allanará la senda y se eliminarán los desniveles.

Además, Carda ha informado del presupuesto del Parc Natural del Penyagolosa para 2010, que asciende a un millón de euros. La mayor parte de esta cantidad se destinará a financiar trabajos de mantenimiento y conservación.

Control del muérdago

Dentro del Plan de Control del Muérdago en Sant Joan del Penyagolosa, la Conselleria de Medio Ambiente invertirá cerca de 100.000 euros en trabajos de poda selectiva de árboles afectados por el muérdago; la implantación de cajas-nido y la plantación de arbustos con frutos que permitan a las aves alimentarse de los mismos y, de este modo, se evite la dispersión del muérdago.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de