El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha declarado tras el Consejo que, en la elaboración del nuevo plan, será fundamental la "implicación" de la sociedad, así como el compromiso del Gobierno andaluz con el medio ambiente para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y la creación de riqueza y empleo.

El plan, que sustituirá al vigente desde 2004, incluirá, entre otros contenidos, el diagnóstico de la situación actual; la detección de las nuevas necesidades; la evaluación de los resultados del anterior plan; la previsión financiera, y los bloques de medidas para las seis áreas de actuación previstas. Estas áreas se corresponden con los ámbitos de gestión integral del medio natural; gestión integral de los recursos hídricos; sostenibilidad urbana; integración ambiental del tejido industrial; mejora de los servicios administrativos, e información ambiental. Su desarrollo implicará la intervención de todas las consejerías del Gobierno andaluz.

Una vez redactada por la Consejería de Medio Ambiente, la versión preliminar se someterá a debate en el Consejo Andaluz del Medio Ambiente y en el Comité de Acciones para el Desarrollo Sostenible, organismos que canalizarán las sugerencias de las diferentes administraciones y agentes económicos y sociales. A continuación, se abrirá un periodo de información pública de al menos 45 días, con la posibilidad de presentación telemática de alegaciones a través de la página web de la Consejería de Medio Ambiente. Finalizado este proceso, el Consejo de Gobierno aprobará el plan y lo remitirá al Parlamento de Andalucía, previsiblemente antes de final de año, según Díaz Trillo.

El PMA Horizonte 2017 se adaptará también a las nuevas directrices legales y de planificación surgidas en los últimos años, tanto en el ámbito autonómico como en el estatal y el europeo. Entre ellas destacan las contenidas en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2007-2010; la Ley andaluza de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental; la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia; la Ley de Economía Sostenible, y el Programa Europeo sobre el Cambio Climático.

El anterior plan, desarrollado entre 2004 y 2010, se saldó con una inversión pública total de 8.196 millones de euros (un 55% más de los 5.289 millones inicialmente previstos). De esta cantidad, más de la mitad correspondió a la Consejería de Medio Ambiente, mientras que departamentos como Agricultura y Pesca y Obras Públicas y Vivienda tuvieron un peso de alrededor del 16%. Los principales proyectos se centraron en la mejora del medio natural, el apoyo a las producciones sostenibles, los recursos hídricos, la eficiencia energética y las infraestructuras de transporte.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de