El texto aprobado insta al Gobierno a impulsar la generación de empleo, a corto plazo, en el sector forestal a través de una serie de actuaciones, en colaboración con las Comunidades Autónomas  y los propietarios de los montes, ligando su implicación en función del interés general. Entre las actuaciones propuestas se encuentra el incremento de los tratamientos silvícolas de mejora y de prevención de incendios, para mejorar nuestras masas forestales y reducir el riesgo de inicio de fuego y su propagación.

También se pide el establecimiento de un marco estable para el uso de la biomasa forestal en el marco de la generación de energía de fuentes de origen renovable, al ser esta la materia prima energética más intensiva en creación de empleo, tanto directo como indirecto, y asegurando así la utilización de la biomasa generada, a la vez que se extrae del monte un combustible susceptible de arder incontroladamente.

Gestión forestal sostenible

La iniciativa aprobada solicita el impulso de la gestión forestal sostenible y el máximo aprovechamiento compatible de recursos forestales y sus industrias derivadas, con una visión integrada del proceso y ampliando la capacidad de generación de empleo. Debe prestarse una especial atención al incentivo de las producciones forestales no maderables como la resina, el corcho o los aprovechamientos micológicos, típicos del monte mediterráneo, cuya intensificación repercutirá favorablemente en la creación de empleo forestal directo e indirecto.

Por último, se exhorta al Gobierno a incrementar las actuaciones de repoblación forestal que incrementen, a la vez que la productividad del sector, el efecto sumidero de los bosques.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de