"Esta instalación se va a construir con unos índices de seguridad incuestionables, va a crear empleo, va a generar riqueza y va a traer progreso y prosperidad a Castilla-La Mancha. Además, y precisamente por estas razones, cuenta con el consenso social necesario para su instalación", ha asegurado Casero.

Tal y como ha explicado la consejera, la inversión necesaria para la construcción del ATC está estimada en 750 millones de euros que, en los primeros cinco años, durante la construcción del proyecto, generará mil empleos entre directos e indirectos, cifra que equivale a la mitad de los parados jóvenes que tiene la totalidad de la provincia de Cuenca.

Además, junto al ATC se va a construir un Centro Tecnológico de Investigación, que constituirá una referencia nacional y europea en la gestión de los residuos radioactivos y el medio ambiente. También llevará aparejada, según la consejera de Empleo y Economía, la puesta en marcha de un Parque Empresarial para el asentamiento de empresas, en el que participarán un notable número de compañías de diferentes sectores.

La seguridad, según Casero, va a ser una cuestión prioritaria, no sólo en la construcción, sino también en el funcionamiento del ATC. "Desde el momento de la elección de Villar de Cañas como sede de la instalación, el Gobierno ha tenido en cuenta la calificación de "muy bueno" obtenida por esta localidad en aspectos esenciales para la seguridad como son la extensión, la topografía, la meteorología, la hidrología y la distancia a núcleos principales de población", ha afirmado Casero.

Casero ha advertido que, a pesar de todas los beneficios económicos y sociales que reporta, "el Gobierno de Castilla-La Mancha jamás apoyaría esta instalación si tuviera la más mínima duda en relación a la seguridad de la misma".

Según ha destacado la consejera, "sólo la seguridad de los informes técnicos, unida a la firmeza de este Gobierno a la hora de exigir unos índices y condiciones de seguridad incuestionables, nos permite apoyar sin fisuras la instalación del ATC en Villar de Cañas".

Ecomarcha

Pero el apoyo nunca es unánime, y un grupo de personas inicia este miércoles, 8 de febrero, desde Mota del Cuervo (Cuenca) la Ecomarcha contra la instalación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, que finalizará el próximo domingo, 12 de febrero, en Villar de Cañas para acudir a la concentración convocada contra el silo.

Los participantes llevarán un carro con una mula, una gallina y un cochinillo "para demostrar que no quieren alimentos nucleares", e irán informando a todos los habitantes de aquellos pueblos por los que pasen, según ha informado la Plataforma contra el ATC en nota de prensa.

La Ecomarcha saldrá a las 9.30 horas desde la Ermita de Nuestra Señora de Manjavacas, sita en Mota del Cuervo (Carretera Cu-1001, Km 10), y se dividirá en cinco etapas. La primera de ellas, de 16 kilómetros, finalizará en El Pedernoso donde pasarán la noche.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de