Por Félix Toribioredaccion@ambientum.com

Según una encuesta realizada por la Organització de Consumidors i Usuaris de Catalunya (OCUC) 9 de cada diezdiez barceloneses estarían a favor de la prohibición de bolsas de plástico. Cataluña cuenta con una población de 7.364.078 habitantes, de los cuales, extrapolando los datos optenidos en la encuesta anteriormente mencionada, el 90% (unos 6.627.670 habitantes), verían con buenos ojos la erradicación de las bosas de plastico del mercado.

Cataluña consume un total de 11 millones de bolsas de plástico cada semana, lo que supone unos 528 millones al año, tan solo en dicha comunidad autonoma. "Si tomásemos estimaciones sobre la producción de este residuo a nivel mundial, las cifras serían desorbitadas y tan sólo nos ayudarían a perdernos en el limbo de los números", afirma un portavoz de la asociación. La organización cree que estos datos reflejan una estimación "extrapolable"  del problema, que según la organización, se repite en todo el territorio nacional. 

Envases de polietilenoLas bolsas de plastico se realizan a partir de polietileno o de polipropileno, compuestos derivados del petróleo. Para su fabricación, se emiten grandes cantidades de CO2 a la atmósfera, lo que incrementa el efecto invernadero que existe de forma natural en nuestro planeta, pero que debido a las acciones y procesos humanos hemos aumentando considerablemente desde la revolución industrial. Con el incremento de temperatura que conlleva, sobre la superficie de la Tierra, y las consecuencias que tiene sobre la vegetación y comportamiento animal.

La envergadura del problema está haciendo que poco a poco proliferen iniciativas para reducir o eliminar el consumo de bolsas de plástico. Por ejemplo, Bangladesh, un país muy propenso a ellas aprobó una ley que prohíbe su uso, venta y fabricación. En otros países también existen regulaciones al respecto: desde comunidades rurales en Alaska, o Canadá, hasta grandes urbes como San Francisco han tomado la opción de prohibir las bolsas o la están planificando. Incluso en África se toman medidas, el gobierno de Kenia, que ha realizado estudios sobre el tema, tampoco descarta este extremo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de