El documento, que enfoca la calidad de este recurso como factor esencial para el turismo, la economía del medio rural y la localización de empresas de sectores avanzados, plantea como objetivo último alcanzar un pacto por el paisaje en Andalucía. Con este fin, establece la apertura de un proceso participativo destinado a lograr la adhesión de administraciones, agentes económicos y sociales, instituciones y ciudadanía en general.

La iniciativa incluye como principal novedad la creación del Sistema Compartido de Información sobre el Paisaje de Andalucía (SICPA), que integrará y mejorará la gestión de los datos suministrados por los actuales sistemas de información Territorial (SIT, Consejería de Obras Públicas y Vivienda); Patrimonio Histórico de Andalucía (SIPHA, Cultura) y Ambiental (REDIAM, Medio Ambiente).

A partir del SICPA, la Estrategia desarrollará medidas para facilitar la integración de la perspectiva paisajística en la acción del Gobierno andaluz. Entre ellas destacan la creación de un sistema de indicadores; la constitución del Observatorio de los Paisajes de Andalucía, el diseño de un portal web para la difusión de información y documentación, y la elaboración de catálogos y del informe periódico "Situación y Perspectivas de los Paisajes de Andalucía".

La ampliación de las políticas andaluzas de paisaje, hasta ahora centradas en la ordenación del territorio, el medio ambiente y el patrimonio cultural, se dirigirá con la nueva estrategia a ámbitos como el urbanismo; la arquitectura; el turismo; la agricultura y  desarrollo rural; las infraestructuras de transportes, energía y telecomunicaciones; la industria; la educación, y la salud, con la intervención coordinada de las ocho consejerías de la Junta responsables de estas materias.

Con la estrategia aprobada por el Consejo de Gobierno, Andalucía se destaca como región pionera en la aplicación del Convenio Europeo del Paisaje, acuerdo ratificado por España en 2007 y que establece como objetivo prioritario la revalorización del paisaje en todo el territorio, y no sólo en aquellos espacios que cuentan con un régimen de protección medioambiental o cultural. Asimismo, la Estrategia recoge las propuestas que en la misma línea contiene el Estatuto de Autonomía, cuyos artículos 28, 33, 37 y 195 incluyen referencias expresas al paisaje.

En el marco de la Unión Europea, Andalucía ha sido uno de los primeros territorios en impulsar la incorporación del paisaje a las políticas públicas. De este modo, junto con la región italiana de Toscana y la francesa de Languedoc-Rousillon, la comunidad autónoma promovió en 1992 la Carta del Paisaje Mediterráneo, primer referente para las directrices posteriormente plasmadas en la Carta Europea del Paisaje.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de