Por lo tanto, este nuevo Plan busca dinamizar, tanto económicamente como socialmente, el sector forestal y compatibilizar esa dinamización con la conservación de los montes.

A través de este ambicioso plan, el Consell pretende lograr un sector forestal que sea dinámico, simplificado y cercano a las personas. Para lograr que sea dinámico, tiene que recuperar un tejido económico propio, integrado en la economía rural y que sea capaz de generar empleo y riqueza con el desarrollo de usos innovadores como el aprovechamiento energético de la biomasa forestal, como una de las apuestas principales.

Al mismo tiempo, el PATFOR establece un marco legislativo mucho más simplificado, con procedimientos que facilitan las relaciones entre el administrado y la administración y con una mayor coordinación entre normas y planeamientos que se superponen en el territorio forestal.

Asimismo, a través del Plan, reflejo de la nueva política forestal de la Generalitat, se busca un sector mucho más cercano a las personas y en el que la sociedad, en su conjunto, sea corresponsable de la gestión sostenible y activa de su patrimonio forestal.

Nuevo modelo forestal

Se trata de desarrollar un nuevo modelo forestal basado en el incremento de los beneficios que los montes aportan al conjunto de la sociedad y dinamizar el territorio agroforestal, con un objetivo claro como es la conservación de los espacios forestales, pero también la creación y fomento de empleo, para lo que se dotará a los municipios forestales de herramientas que permitan generar empleo e ilusión para evitar, así, la dispersión y la despoblación

Se apuesta por un cambio de mentalidad. Los montes deben convertirse en una oportunidad para sectores como el agrícola, facilitando la implantación económica pero conservando los recursos.

Compendio de iniciativas novedosas

Bajo esta filosofía, el Plan articula un amplio conjunto de medidas e iniciativas novedosas, como el aprovechamiento energético de la biomasa o el pago por servicios ambientales, eje alrededor del cual se han articulado las soluciones propuestas como mecanismo para compensar económicamente a los propietarios forestales privados que, mediante la gestión activa de sus montes, suministran servicios ambientales que no tienen valor en el mercado.

Este concepto engloba todos los bienes y servicios que ofrecen los montes, tangibles o intangibles y tengan valor o no, en el mercado. El suministro de materias primas y productos, la mitigación del cambio climático, el paisaje, la regulación del ciclo hidrológico o el uso recreativo de los montes son algunos de los servicios que prestan los ecosistemas forestales.

Además, el Plan crea la Mesa Forestal como nuevo órgano de consulta y participación forestal, en el que estén representados actores del ámbito económico, social y ambiental, de acuerdo con los pilares del desarrollo sostenible y la Red Forestal Valenciana, como instrumento telemático para la participación, la comunicación y la colaboración entre actores del sector forestal.

Estructura del Plan

El Plan de Acción Territorial se desarrolla en cuatro documentos fundamentales: el informativo, de propuesta, normativo y estudio del paisaje. El documento informativo contiene los objetivos y premisas del plan, junto con el diagnosis del sector y del territorio afectado. En él se establece el marco que deberá facilitar en el futuro, la adecuada gestión forestal, para la provisión de los servicios ambientales.

En el documento de propuesta se desarrollan las propuestas de planeamiento del Plan y las recomendaciones técnicas para la gestión forestal y para mejorar la eficacia de la administración forestal, así como el programa de actuaciones para desarrollar en los próximos años.

El normativo recoge y desarrolla toda la regulación que propone. Por último, se incluye el estudio de paisaje en el que se realiza un análisis y diagnosis del recurso paisajístico y sus interacciones con las medidas que propone el plan.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de