Una gran tormenta amenaza a la Península Ibérica

Tiene una presión atmosférica muy parecida a la de los huracanes y además, ha provocado que una masa de aire templado se instale en el Polo Norte. La borrasca ha llegado ya a Escocia, Irlanda e Islanda. Está previsto que  llegue a la Península en los próximos días. Esta tormenta es una de las más intensas registradas en los últimos 30 años.

Aun así, se espera que para cuando llegue a nuestro país ya haya perdido intensidad. Mientras tanto, en Islandia está dejando vientos huracanados. Según informa "The Washington Post", se da por supuesto que la tormenta se debilitará durante los próximos días.

"Forma parte de un patrón general que está advirtiendo el aire caliente y húmedo hacia el polo", explicó Ryan Maue, meteorólogo de WeatherBell Analytics. Maue dijo que la tormenta se está asociando con una fuerte zona de alta presión sobre el norte de Europa al forzar un ataque de aire suave hacia el Polo Norte a través de los mares de Barents y Kara.

Además, la masa de aire templado está afectando también a las temperaturas de algunas regiones como Svalbard, en Noruega, donde se esperan temperaturas entre 15 y 20 grados más altas de lo habitual en estas fechas.

La "superborrasca" que azotó España

Árboles arrancados de cuajo, otros partidos; postes de luz tumbados por el viento y tejados arrancados. Así amanecieron ayer muchas localidades del país, especialmente en la zona de Galicia con vientos de hasta 130 kilómetros por hora.

Ráfagas que arrancaron chimeneas y echaban abajo una cochera. El temporal ha agitado el mar con tanta fuerza en A Guarda que llegó a derrumbar parte de un dique del puerto. Tanto han batido las olas que llegaron a provocar nubes de espuma, un fenómeno que rara vez ocurre.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de