“Nuestros países están sembrando nuevas iniciativas y paradigmas dentro del desarrollo sostenible, cambio climático y diversidad biológica, brindando la oportunidad de cosechar un mundo más equitativo y justo, que reconozca a la naturaleza”. Con estas palabras, la Ministra del Ambiente de Ecuador, Lorena Tapia, dio inicio a la Primera Reunión de Grupo de Trabajo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y el Foro de Ministros de Ambiente de la región.

El pasado lunes 1 de abril, representantes de 33 naciones asistieron a esta reunión organizada por El Ministerio del Ambiente ecuatoriano, en coordinación con la CELAC y el PNUMA, en la que se busca diseñar políticas y prioridades ambientales a través del fortalecimiento de capacidades nacionales, sub-regionales y regionales en la materia.

Este congreso internacional, realizado en Quito, impulsará la integración dentro del eje estratégico ambiental, fomentará el trabajo realizado por los países miembros, evitará la duplicidad de esfuerzos y optimizará los recursos.

El presidente de la CELAC para temas ambientales, Orlando Rey, inició la agenda de trabajo en la que se tratarán asuntos como mecanismos financieros innovadores, fortalecimiento de la cooperación, articulación y complementación de políticas públicas y priorización de contenidos en el proyecto ambiental regional.

Durante estas jornadas de trabajo, se espera obtener resultados concretos y definir prioridades. Los Ministros de medio ambiente serán quienes puntualicen y aprueben la política ambiental regional.

Antecedentes

La Primera Cumbre para la Unidad se realizó en diciembre de 2008, en la ciudad de Salvador de Bahía, Brasil. En este lugar, los Jefes de Estado se comprometieron a profundizar la integración regional.

En noviembre de 2009, se aprobó el plan de acción de Montego Bay, Jamaica, para implementar los compromisos asumidos en Brasil.

Así, en la ciudad de Caracas, en el mes abril de 2011, se consolidó y se puso en marcha la CELAC, principal mecanismo de concertación política, cooperación e integración de los estados de América Latina y el Caribe.

En febrero de 2012, se realizó la primera reunión ministerial. Este espacio se constituyó en el primer mecanismo activo, convirtiéndose en un hito histórico dentro del proceso de unificación latinoamericana, demostrando que la integración entre los países que conforman este organismo es posible.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de