La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha puesto en marcha la saca de corcho en los montes patrimoniales de la Junta de Andalucía con el objetivo de obtener un recurso natural, renovable y sostenible y potenciar el mercado del corcho en nuestra Comunidad Autónoma. La presente campaña se circunscribe a  13 montes de 11 municipios de las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva y Jaén.

Este aprovechamiento es posible en un ciclo de 9 a 12 años, plazo necesario para que el alcornoque renueve la corteza que se le extrae cada “saca”, como se conoce la operación de obtención del corcho. Las previsiones son la extracción de 3 millones de kilos que generen alrededor de 129.000 jornales, de los cuales, 27.502 corresponden a montes públicos de titularidad de la Junta y de los ayuntamientos.

La venta del corcho se realizó mediante subasta en el mes de mayo y es de destacar que el 80% del corcho se ha adjudicado a empresas andaluzas que realizan una primera transformación del mismo. La extracción del corcho es llevada a cabo por operarios contratados por la Agencia de Medio Ambiente y Agua y las labores realizadas se financian con los ingresos procedentes de la venta del producto. Este año como novedad se está aplicando en los montes que presentan problemas fitosanitarios un fungicida para combatir el chancro, una enfermedad causada por el hongo Botryosphaeria corticola que produce necrosis de la corteza, lo que conlleva pérdidas en producción y calidad del corcho y que puede producir la muerte del alcornoque infectado en casos severos.

Andalucía es el segundo productor mundial de corcho (15%) sólo por detrás de Portugal (61%),  por lo que la relevancia económica de su producción y su valor ecológico es alta en nuestra Comunidad Autónoma. Por ese motivo, la  Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio desarrolla iniciativas como el Servicio del Alcornocal y el Corcho, que proporciona gratuitamente, a propietarios de monte alcornocal, la mejor información sobre la calidad del corcho de su finca y pone a disposición de los industriales las calas de corcho de los montes muestreados, para facilitar la localización del corcho más adecuado a su actividad industrial. En esta misma línea, el pasado año se inauguró la Suberoteca de Andalucía, un centro, localizado en Alcalá de los Gazules (Cádiz), que se dedica a la conservación, estudio y exposición de muestras o calas de corcho obtenidas en los muestreos de campo.

El corcho es la corteza del alcornoque (Quercus suber) y constituye un producto completamente natural, renovable y biodegradable, que se utiliza principalmente para la elaboración de tapones y como material aislante.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de