Consecuencias de las inundaciones

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha anunciado que su departamento ha comenzado a realizar una evaluación de las consecuencias de las inundaciones que han afectado al litoral de las provincias de Málaga y Cádiz, una vez que la lluvias “parecen” haber remitido. Según Fiscal, en el momento que se tenga el análisis de la situación, se llevarán a cabo las medidas de emergencia que se estimen oportunas, “recuperación, arreglos de cauces, desembalses o cualquier otra actuación que sea de competencia directa de la consejería”.

Tras la reunión técnica celebrada hace un par de días en Málaga con los responsables del equipo de Aguas de la Junta, el consejero ha destacado el carácter histórico de las últimas precipitaciones, “que en muchos lugares se dan cada 100 años”. No en vano, en algunos puntos del litoral se han recogido 200 litros en 24 horas, un hecho que hace inevitable de que se produzcan inundaciones. En este sentido, ha recordado que cuando Medio Ambiente declara una zona inundable, lo hace “porque la experiencia y los datos científicos explican que esto puede suceder”.

En declaraciones a los medios de comunicación, el titular de Medio Ambiente ha afirmado que la Junta continuará colaborando con Protección Civil,112, Gobierno central, ayuntamientos y diputaciones provinciales para ayudar a todos los afectados por estas inundaciones. Un ejemplo de ello es que hasta efectivos del Plan Infoca, en concreto la BRICA de Cártama, se ha desplazado al lugares afectados para sumarse a estas tareas.

El consejero ha dejado claro que ante unas lluvias como las que se han dado, el estado de los cauces, que en términos generales es bastante bueno, no tiene ninguna incidencia, es decir, ante unas precipitaciones de este tipo el estado de los mismos no influye nada. Para Fiscal los cauces están en condiciones adecuadas y cuando se actúa en ellos “hay que hacerlo con criterios científicos y de sostenibilidad”, aunque lo primero es la seguridad de las personas. “Está demostrado que un cauce absolutamente limpio de vegetación no solo no soluciona los problemas sino que puede empeorarlos” porque no retiene las precipitaciones.

Respecto al río Guadalhorce, el consejero ha afirmado que la Junta ha actuado en los últimos años, “se ha encauzado” y el Guadalhorce ha respondido ante las últimas lluvias, aunque hay que recordar que hay una obra pendiente de Interés General del Estado en un puente de la carretera 340 y una parte del encauzamiento que corresponde al Gobierno Central que se está diseñando y que vendría a paliar las inundaciones en algunas zonas. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de