Desde este año los proyectos mineros a escala nacional serán supervisados desde la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, sur de Ecuador, a través de la Coordinación general de Exploración y Explotación minera que el pasado 5 de marzo se instaló en esa provincia.

Hasta el año pasado dicha coordinación funcionó en Quito. Sin embargo, por disposición presidencial la trasladaron a Zamora Chinchipe donde existe 185 concesiones mineras, 65 áreas libres de aprovechamiento y dos proyectos emblemáticos a gran escala como son: Fruta del Norte y Mirador.

La coordinación de Exploración y Explotación minera se encargará de vigilar, inspeccionar, auditar, fiscalizar, controlar, regular y sancionar las actividades mineras en fase de exploración, explotación, beneficio, fundición, refinación, comercialización y cierre de minas.

Giovanni Astudillo, director ejecutivo de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), explicó para cumplir esas funciones los técnicos cuentan con equipos de última tecnología como escáner laser 3D que permitirán monitorear en tiempo real la topografía de los sectores.

Además, desde esa provincia amazónica se controlará y fiscalizará a las nueves coordinaciones regionales y tres oficinas técnicas que existen en el país. Jorge Montoya, coordinador de esa dependencia, dijo que el objetivo es agilizar los trámites y mejorar la atención.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de