La Feria tuvo lugar en Núremberg, entre el 31 de octubre al 3 de noviembre de 2013. Se trata de la feria líder de innovaciones de Alemania donde se presentaron más de setecientos inventos de todo el mundo, entre ellos más de veinte españoles.

La participación más destacada la obtuvieron los "Inventos Verdes Españoles" según destaca el Club de Inventores Españoles en su comunicado.

IENA entregó el Premio Excepcional Copa IFIA (Federación Internacional de Asociaciones de Inventores) a Juan Valero,responsable de proyectos de la Fundación + árboles (www.masarboles.org) por su participación en las tres invenciones patentadas presentadas, a saber:

-Cortafuegos verdes o Greenfirebreak:Consiste en la creación de un sistema de cortafuegos forestal que logra contener y extinguir los incendios forestales.

-Fuentes de Iberia y del Mediterráneo o TreeTorrent: Se trata de un sistema y método de aprovechamiento de aguas provenientes de escorrentía, que logra crear fuentes permanentes donde antes no había, permitiendo con ello el surgimiento de vergeles, bosques y microhumedales.

-Green Modulus: Sistema que restaura y mitiga perjuicios ambientales derivados del emplazamiento y uso de infraestructuras de ingeniería civil, mediante el tratamiento de las aguas contaminadas, producciones orgánicas, restauración paisajística y la mejora de los hábitats, devolviendo las aguas e el grado de depuración preestablecido.

Estas tres invenciones, además de obtener el premio excepcional del jurado, recibieron la Medalla de Oro a la Invención del jurado internacional especializado de iENA y el cuarto premio en el Concurso Mundial de Invenciones Verdes.
 
No hay prosperidad sin innovación, no hay innovación sin invenciones y no hay inventos sin inventores. Ahora hay que proteger el medio ambiente. Se trata de crear invenciones verdes.”

 "No hay pasajeros en la nave espacial Tierra. Todos somos miembros del equipo …" ( Marshall McLuhan). Así que, vamos inventores, vamos a salvar a este mundo antes de que sea demasiado tarde.
Las frases anteriores forman parte de la comunicación que realizó el Jurado IFIA ECO al terminar el evento y notificar los premiados. 
 
Juan Valero explicó que las tres invenciones son variables complementarias con un nexo de relación en torno al agua y al árbol. Favorecen los ciclos hidrológicos acorde a una velocidad más natural y adecuada para la sostenibilidad de la vida, con la finalidad de limpiar y regular el agua, facilitando así la implantación del árbol y la mejora y aumento de los bosques.

Los modelos patentados tienen en común su funcionamiento sin apenas mantenimiento y sin consumos energéticos convencionales con el fin de que entre otras funciones sean sumideros naturales de CO2 y presentan soluciones concretas ante los problemas generados y ante la necesidad de crear vida y economía sostenible resolviendo estos inconvenientes en los lugares en que se implanten.

Añadió que “la concesión de estos premios consolidan las propuestas que hemos presentado al más alto nivel, que la sociedad instruida nos da su apoyo (…y aquí en Alemania que es un paradigma y un referente mundial en esta materia) y avanza inequívocamente en la dirección adecuada. Sólo falta el valor político, la presión social o la audacia empresarial para que la gran mayoría trabaje y fomente la economía real en base a la creación de una industria impulsada por energías limpias, fomentando la recuperación del medioambiente y la solidaridad medioambiental.”

Recordó una cita de Albert Einstein en la que avisaba sobre esta necesidad: "Es hora de que los diseños sean creativos, abundantes y prósperos desde el principio. Puede que el modelo para la próxima Revolución Industrial haya permanecido en todo momento ante nuestros ojos: un árbol".

Añadió que se siente “agradecido a todos los miembros del patronato, compañeros, empresas patrocinadoras y colaboradores, al Club de inventores que facilita la exposición a nivel mundial y en especial a quienes han participado en el trabajo de creación de las patentes: Juan Segura, María Candil, Joan Lladó y Andrés Rodriguez, sin cuyas aportaciones no hubiese sido posible hacer realidad los proyectos. Todo lo que hacemos gira en torno a nuestra idea motriz: más árboles y más conciencia.

Sobre las posibilidades de implantar estos inventos, “solicitaremos el apoyo preciso, y el ingenio y la valentía necesaria para que se puedan crear bosques comestibles que impidan los incendios, fuentes permanentes a partir de las lluvias ocasionales y crear módulos descontaminadores que produzcan biomasa, recuperen hábitats y restauren el paisaje generando a la vez y de inmediato una economía sólida y real. El Mediterráneo ha de ser de nuevo un faro en la cultura mundial que promueva una vuelta a los mejores valores en torno al agua y a partir del árbol.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de